VIDA Y OTRAS CUESTIONES: Sadith Vela C.

 

Campañas electorales

([email protected])

“El tiempo es un recurso no renovable” dice el dicho que aplica en todas las circunstancias de la vida y más aún, en aquellas personas que están haciendo el intento de llegar al poder político en estas elecciones regionales y municipales que se avecinan, que será en octubre del 2018.

Una campaña electoral es como una guerra, donde las estrategias y las tácticas son primordiales. Es un proceso de comunicación organizado para persuadir a los y las votantes para que apoyen con su voto y así influir en el proceso político del distrito, provincia, región o país.

La gente opta por aquel o aquella candidata con la cual más se identifica, que esté cerca a la gente, busca un “hacedor” o “hacedora”, para que solucione problemas concretos a través de planes de acción. Para ello, es necesario que el candidato o candidata conozca la realidad, que escuche analice y se apoye de asesores/as que conozcan. Lo que fue hace cuatro años, puede no serlo hoy, es importante que los candidatos trabajen con un equipo y que sepan comunicar sus ideas y mensajes.

Las investigaciones indican que los ciudadanos consideran más importante hace medio siglo, el perfil de honestidad, integridad, capacidad de liderazgo y energía. Para conectar con la gente será necesario tener cercanía, humildad, sentido del humor, oratoria, tener inteligencia emocional y la capacidad de emocionar y empatizar. El candidato o candidata, es la suma de sus atributos racionales y emocionales, sus cualidades personales y profesionales: ¿Está preparado/a? ¿Tiene experiencia? ¿Es buen gestor o gestora?  ¿Puedo confiar en él o ella?

Está también la cuestión de la imagen. Se puede ganar votos gracias a la imagen o, al menos, intentar no perderlos, pero no se puede aparentar lo que no se es. La imagen es el reflejo de la persona. Es importante mantener coherencia con lo que se dice y se hace.

Entre todo, no existen fórmulas mágicas para ganar una elección, pero quien se organiza puede que no muera en el intento.

En las campañas electorales también están los agentes tóxicos, la mentira, el engaño, la ironía, las ofensas, hay gente que vive para ello. Por eso es muy importante conformar un equipo sólido que ayude a sumar y que los agentes tóxicos se minimicen.

Muchos éxitos a las personas que se atreven a entrar en la jungla de la campaña política, y que todo sea para un buen gobierno que beneficie a todos y todas.

Leer Anterior

Yarowilca: pobladores protestan exigiendo agua potable a alcalde

Leer Siguiente

Buscan a falsos colectiveros sentenciados por violación, eran terror de estudiantes

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *