Construcción de sistema de agua potable en Chaulán fue abandonada

Proyecto para siete poblados valorizado en 4.6 millones de soles debió culminarse en junio de este año, pero hace más de un mes quedó paralizado en 40.93% de avance.

El juez de paz y comunero del poblado de Antil, José Santiago Lino, dio cuenta que el proyecto “Ampliación y mejoramiento del sistema de agua potable e instalación del sistema de eliminación de excretas en las localidades de Santa Rosa de Chaglla, Buena Vista, Achinca, Juan Velasco Alvarado de Antil, Pampamarca, Quircan Chico y Rosapampa en el distrito de San Pedro de Chaulán”, fue abandonado desde agosto.

Dijo que de acuerdo al contrato firmado en octubre del 2018, en la gestión del alcalde Raúl Sosa Ramírez, el plazo de ejecución es de 240 días calendarios, por lo que debió ser concluida en junio de este año. Sin embargo, la construcción está paralizada desde el 10 de agosto con un avance físico de 40.93% que significó una inversión S/ 1’912,970.

Sobre el poblado de Antil, en particular, Santiago Lino, refirió que no está culminada la captación del agua, las tuberías no están compactadas y se hundieron; y hay seis buzones sin protección que se han convertido en verdaderos peligros para los transeúntes, en particular para los niños.

Además, resaltó que por los trabajos en ese sector, la empresa constructora que se retiró, adeudando sus haberes de un mes y diez días a 20 comuneros. Ofrecieron pagarles la quincena de este mes, pero no cumplieron, por lo que el caso será puesto en conocimiento de Sunafil y la Dirección Regional de Trabajo.

Además, mencionó que en algunos poblados beneficiarios del proyecto, como Pampamarca, no hicieron ningún trabajo aún. “La alcaldesa (Edith Bonilla) no pone de su parte, ni los regidores para atender este problema que perjudica a los pobladores de las siete comunidades”, agregó Santiago Lino.

CONTRATO. Según el contrato firmado el 10 de octubre del 2018, la obra está a cargo del Consorcio Achinca, integrado por la empresa Hatun Marka SRL cuyo gerente es Franklin Tuya Chuquiyauri (60 % de participación), con dimicilio legal en Amarilis; y el Grupo San Sebastián EIRL representado por Elí Ponce García (40 % de participación) con oficina en Lince – Lima.

El referido consorcio que tiene la condición de temporal, designó como su representante a Rosa Oliva Cajaleón Chuquiyauri. Como no fue registrado en la Sunat, en el contrato se especifica que es Hatun Marka la encargada de la facturación. Este detalle hace sospechar que en realidad tal consorcio solo sería para la documentación y que la segunda empresa solo habría prestado su nombre.

El contrato fue firmado por un valor de S/ 4’673,458, de los cuales la municipalidad ya desembolsó el 40.9%, que incluye el 10% de adelanto directo y 20% para materiales.

Según Santiago Lino, cuando recurrió ante la actual alcaldesa de San pedro de Chaulán, Edith Bonilla, para hablar del tema, le manifestó que la constructora le solicitó ampliación de plazo, sin embargo, pasó más de tres meses de cumplido el plazo de culminación y más de un mes que fue abandonado, no ay ningún documento de parte de la municipalidad sobre la situación de la obra. Según Inforbras, no figura ninguna ampliación de plazo.

“Es lamentable lo que está ocurriendo, porque parce que no hay supervisión y no sabemos si hasta ahora han cumplido los trabajos de acuerdo al expediente. Esperamos que la representante de la empresa dé la cara”, refirió Santiago Lino.

ALGO MAS +

La empresa Hatun Marka, que según la Sunat tiene su domicilio legal en el Jr. Juan Santos Atahualpa nro. 234 en Amarilis; arrastra desde diciembre del 2018 deudas coactivas por una suma total ascendente a 344 mil 913 soles, algunas de ellas con inicio de cobranza coactiva el 9 de setiembre de este año.

Leer Anterior

Cae albañil implicado en crimen de vigilante del Ministerio Público

Leer Siguiente

Dirigente acusa a gobernador de hostigar a trabajadores

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *