Menor de cinco años fue sepultado en el día que su padre cumplía años

CONOZCA LA HISTORIA DE LAS VÍCTIMAS DE LA TRAGEDIA EN CARPISH

A seis días del trágico accidente de tránsito en la zona del Mirador de Carpish, distrito de Chinchao, Tu diario pudo conocer algunas historias de las víctimas mortales que dejó la caída del bus de Turismo Central a un abismo de 250 metros. Casi todos quedaron consternados con la muerte del pequeño Axel Thiago Pérez Paredes de apenas cinco años de edad. Su madre, quien fue rescatada y trasladada al hospital Hermilio Valdizán, luego referida al centro de salud de Aparicio Pomares, pedía ayuda para buscar a su hijo, sin imaginar que el menor estaba sin vida y su cuerpo yacía en medio del cerro.

Karina Paredes Quispe (34) quien vive junto a sus dos hijos en la localidad de San Francisco, distrito de Ayna, provincia de La Mar, región Ayacucho, decidió ir a visitar a su esposo Leonardo Pérez Laura, quien por trabajo radica en Pucallpa. Junto al pequeño Axel iniciaron su recorrido de Ayacucho a Huancayo y sin imaginar la desgracia que les tocaría vivir compraron dos pasajes y esperaron el momento para abordar el bus, sin pensar que sería la última vez.

A las 5:00 de la tarde del 23 de noviembre madre e hijo subieron al segundo piso del ómnibus de placa D1R-953. Todo era felicidad, porque Thiago volvería a ver a su papá. Casi doce horas después, la negligencia del conductor Percy Flores Chauca, quien pese al factor climatológico y estado de la vía conducía el vehículo a una velocidad imprudente, tal como advierte la policía en el informe sobre las causas del accidente de tránsito que dejó siete muertos y más de 20 heridos. Lo que pasó después fue llanto y desesperación por salir a la carretera.

Todos los heridos, incluyendo Karina Paredes fueron rescatados y trasladados al hospital de contingencia, donde luego de recibir los primeros auxilios y evaluar el estado de salud de cada uno fueron referidos a centros de salud, quedando solo los más graves como es el caso de Estefany Mucha Girón (24), quien sufrió una grave lesión en la columna. Ya recuperada, Karina, comenzó a peguntar por su niño y luego de varias averiguaciones y tener el dato preciso personal de salud le informó que su hijo, era una de las seis personas que fallecieron en el accidente.

Luego de solicitar su alta voluntaria, la madre de familia junto a su esposo que llegó procedente de Pucallpa emprendió su viaje de regreso a casa, pero está vez llevaba a su amado Axel en una caja blanca. Lo más triste vendría después cuando Leonardo, tuvo que sepultar el cadáver de su hijo en el mismo día de su cumpleaños. “Mi cuñada y sobrino estaban viajando a Pucallpa para visitar a mi hermano (Leonardo) porque tenían planeado pasar juntos su cumpleaños, pero no pudo llegar y ahora mismo lo están sepultando”, dijo en comunicación telefónica uno de sus familiares al que este diario llamó el 26 d noviembre.

Advertisement

OTRAS VÍCTIMAS. Los esposos César José Pinto Flores (39) y Ayde Amanda De la O Rivas (42) vivían junto a sus hijos en su casa ubicada en el jirón Buenos Aires. El 23 de noviembre al igual que los otros pasajeros abordaron el ómnibus de Turismo Central con la finalidad de viajar a Pucallpa, donde tenía planeado comprar un terreno para establecerse y dedicarse al cultivo de cacao. Su familiar con quien logramos comunicarnos comentó que ambos llevaban dinero que desapareció con la caída del bus en Carpish.

Otra de las víctimas mortales es el integrante de la compañía de bomberos N° 30 de Huancayo, Julián Manuel Cáceres Palza (56), quien viajaba a Pucallpa a presentarse a un nuevo trabajo. Enterados de su muerte, sus amigos, compañeros y familiares lamentaron lo ocurrido con el hombre de rojo que toda su vida dedicó ayudar a los demás y terminó atrapado entre los fierros del ómnibus de Turismo Central. El cuerpo de Cáceres Palza, fue el último en ser recuperado por la policía, porque estaba atrapado en el segundo piso del carro que hasta ayer permanecía en el fondo del abismo a donde fue a caer por la imprudencia del conductor.

Otras de las víctimas mortales es Maritza Margarita Solís Gonzáles (56), quien viajaba en el asiento número 20 con dirección a Pucalllpa a visitar a su hijo Huber Hormoza Solís. Fue reportada como desaparecida y días después su cuerpo fue encontrado por policías de la Unidad de Rescate a unos metros del bus siniestrado. Recién hoy, sus restos serán sepultados en el cementerio de Jauja.

Algo más +

Tu diario Huánuco pudo contactarse con las familias de las víctimas gracias a los números de celulares proporcionados por las funerarias Ramírez y Jesús.

Advertisement

Leer Anterior

Niña de 2 años muere ahogada al caer a un manantial

Leer Siguiente

Ambulancias valorizadas en S/ 330 mil para dos centros de salud

RSS
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share
Telegram
Tiktok