Investigan a director de colegio sindicado de matar a su pareja, una profesora que laboraba en el mismo plantel

Instantes que familiares y moradores cargaban con dirección al cementerio general de Singa, en la provincia de Huamalíes el féretro conteniendo el cuerpo sin vida de la profesora Edelmira Claudeth Valdivia Bravo (37), al otro extremo, en la provincia de Puerto Inca, la jueza Sadith Vela Tananta resolvía el requerimiento de prisión preventiva del principal sospechoso del caso de feminicidio Pedro Antonio Huallpa Salas (57).

Pese que el diagnostico presuntivo de muerte sería a causa de una agresión física y traumatismo encéfalo craneano, la magistrada consideró que al no cumplir de manera copulativa los presupuestos de la prisión preventiva iba declarar infundado el requerimiento y para garantizar la presencia del investigado al proceso dictaría una medida menos gravosa que, es la comparecencia con restricciones.

Luego de indicar las reglas de conducta que debe cumplir, dispuso a la policía dejar en libertad a Pedro Huallpa, quien hasta antes de su detención era el director de la Institución Educativa Daniel Alcides Carrión de Codo de Pozuzo, distrito del mismo nombre en la provincia de Puerto Inca.

HECHOS. El 11 de mayo, un día antes del Día de la Madre, policías de la comisaría de Codo Pozuzo acudieron a un llamado de emergencia y llegaron a la urbanización Albert Einstein s/n y al ingresar a la habitación encontraron a Edelmira sobre la cama y a un costado estaba parado Pedro Antonio Huallpa, quien presentaba visibles síntomas de ebriedad.

Según el reporte policial, la mujer que estaba en posición decúbito dorsal rápidamente fue cargada y trasladada al centro de salud del lugar, donde la médica cirujana Pamela Robles Lara informó que ya no tenía signos vitales. Al revisar el cuerpo, la referida profesional indicó que presentaba una “herida cortante superficial en la región frontal derecha de

2cm, hematomas por digitopresión en el antebrazo izquierdo, hematomas por digitopresión en el tercer y cuarto dedo de la mano derecha”.

Ante dicho resultado preliminar y por disposición del fiscal David Panduro Saldaña, los policías procedieron a detener a Pedro Huallpa Salas para ser investigado por la presunta comisión del delito de feminicidio. Al ser interrogado sobre los hechos, dijo que al llegar de la calle encontró a su pareja echada sobre la cama y creyendo que estaba dormida decidió despertarla y al no lograr pidió ayuda al dueño de la casa.

Aceptó que un día antes, durante la celebración por el Día de la Madre, discutieron, pero negó haberla golpeado, pero el fiscal que investiga el caso no cree dicha versión, esto porque según testigos, la profesora Edelmira había decidido separarse y justo el 11 de mayo tenía programado retirarse de la casa, porque era víctima de violencia familiar, pero no denunció por temor a represalias esto debido que su pareja era el director del colegio donde ella trabajaba.

ALGO +

Edelmira Valdivia deja en la orfandad un hijo que vive en Singa con su padre. En el sepelio de la profesora había bastante confusión, porque, los asistentes no sabían qué es lo que realmente pasó con la educadora.

Advertisement

Leer Anterior

Expresidiario fue sorprendido conduciendo un trimóvil robado

Leer Siguiente

Municipalidad de Ambo no aplicó penalidades por S/1.5 millones en construcción de colegio de Huandobamba