SER Y NO SER: Elmer Serna Roman

 

Gobernabilidad y el escenario propicio

La situación política nacional, refleja un constante enfrentamiento de los poderes del estado ejecutivo, legislativo y judicial, el escándalo de su ex asesor Carlos Moreno, de quién se dijo que negociaba con pacientes del SIS para derivarlos a clínicas privadas,  el tema del aeropuerto de Chincheros, la creciente inseguridad ciudadana, la crisis educativa y la censura a dos ministros, la notoria  apatía para combatir los diferentes casos de corrupción, tanto al interior del propio gobierno nacional y gobiernos regionales, y externamente el sonado caso que remece las alicaídas estructuras de la vieja clase política nacional y su cada vez más cercano involucramiento en la corrupción internacional de Lava Jato, sumado a ellos los constantes desaciertos en diferentes sectores del gobierno. A todas luces estamos frente a un débil gobierno con fuertes problemas de gobernabilidad. Gobernabilidad, según el PNUD:

“Una plena Gobernabilidad Democrática para el Perú, implica la plena vigencia de los derechos humanos, sin discriminación, acceso a la justicia, prevención y gestión de conflictos, seguridad ciudadana, confianza en los políticos y un gobierno descentralizado, eficiente y transparente”.

De pronto aparece la performance de la selección nacional de futbol y los triunfos consecutivos ante Bolivia y ecuador, que como todo un fenómeno, cambian esa realidad, dando un giro de 180° de la crisis política nacional, a la pasión de las multitudes el futbol y la justa aspiración de clasificación de nuestra selección a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, este factor poderoso enervada por nuestro  patriotismo y el amor por nuestro país, ha generado situaciones imposibles y es que las luchas y diferencias en el congreso, los enfrentamientos de los poderes del estado, los casos de corrupción el indulto de Fujimori, la crisis educativa todo paso a un segundo plano y hasta el presidente del poder judicial dijo irónicamente “nos olvidemos de la Lava Jato y todos por la clasificación al mundial de futbol”.

Definitivamente, algo mejor no le pudo haber sucedido al gobierno de PPK, ya que el Impacto es enorme, del futbol y la clasificación de la selección nacional al mundial de Rusia 2018, le ha generado un nuevo escenario social propicio que debe ser aprovechado, no para la manipulación política del país, sino para que esa sensibilidad social, la unidad y emocionalidad positiva contagiante que vivimos todos los peruanos, deben ser aprovechadas para trabajar aspectos como; la convivencia democrática, la práctica de los valores, la unidad nacional para vencer la inseguridad ciudadana, la corrupción, entre otros, y que estos temas implican el trabajo sincero de los poderes; del ejecutivo gobernando no de espaldas a las demandas del país, del legislativo con leyes prioritarias como: partidos políticos, crisis de la educación y salud entre otros. Entendido desde esta óptica este escenario debe propiciar mejoras de la débil gobernabilidad del país.

Leer Anterior

Hablemos de Cultura: Puyas Versátiles, tercera producción de Marcelino Espinoza

Leer Siguiente

Capturan a implicado en secuestro del hijo de Atachagua

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *