Tres beneficios de una vida sexual plena para la salud mental

El cuidado de la salud mental es uno de los pilares que permiten llevar una vida equilibrada y en óptimas condiciones. Involucra diversos aspectos que merecen especial atención, por su impacto en el desarrollo integral de toda persona. Uno de ellos es la estrecha relación que guarda con la sexualidad, que involucra nuestros deseos, decisiones y la forma en que nos relacionamos con los demás.

En ese sentido y a propósito del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra este 10 de octubre, el especialista en Sexualidad y Salud Reproductiva de APROPO, Emerson Yancul, anota que “cuidar nuestra salud mental no significa simplemente evitar el estrés o emociones negativas como la tristeza o el enojo. Se trata más bien de aprender a gestionar adecuadamente nuestras emociones, así como ser capaces de afrontar hechos y situaciones que nos presenta la vida”.

Así, la sexualidad es también un reflejo de la salud mental, que afecta la forma en cómo sentimos y nos desenvolvemos. “La sexualidad implica experimentar situaciones que involucran nuestro estado emocional, psicológico y físico. Si no soy capaz de gestionar mis emociones, mi relación con los demás, ni mi capacidad de enfrentar el día a día, se verán afectados mi entorno, mi pareja y mi vida sexual”, agrega Yancul.

De esa manera, el experto resalta tres aspectos relacionados a los beneficios de una sexualidad plena sobre la salud mental y el bienestar general.

Calidad en la relación de pareja

En las relaciones de pareja y en el desarrollo de nuestra vida sexual es donde toca interactuar de manera constante con otra persona y con su entorno, es ahí donde se evidencia el estrecho vínculo que existe entre sexualidad y salud mental.

“Si existen elementos que afecten nuestra salud mental y no estén siendo atendidos, será muy difícil llevar a cabo relaciones idóneas y sanas. Una sexualidad saludable permite disfrutar de una vida plena”, explica Yancul.

Advertisement

 Mejora el sueño y la autoestima

Aunque no es física o psicológicamente perjudicial para alguien vivir una vida sin relaciones sexuales o ser célibe, la práctica de una vida sexual plena puede tener efectos favorables para la salud física y mental, como mejorar la calidad de sueño y la autoestima.

“Durante el acto sexual, el organismo libera oxitocina, hormona que favorece el sueño. Por otro lado, la sensación de intimidad con tu pareja, así como el sentirse deseado, puede ayudar a fortalecer la relación además de generar una sensación de bienestar general”, afirma.

Incrementa la hormona de la felicidad

Una de las hormonas principales que se liberan durante el orgasmo es la serotonina, lo que hace que después del acto sexual se presente una sensación de alivio, relajación bienestar y satisfacción. “El tener relaciones sexuales puede aumentar los niveles de serotonina, lo que puede ayudar a mejorar el estado de ánimo mientras el encuentro haya sido elegido voluntariamente, sin presiones externas, de manera consciente e informada,” señala.

Finalmente, Yancul recuerda a todas las personas que desean recibir orientación gratuita sobre sexualidad por parte de especialistas en la materia, hacer sus consultas a través del WhatsApp 987 960 760, vía chat web en www.sosorienta.pe o Messenger en la página de Facebook SOS Orienta.

APROPO es una organización fundada en 1983 orientada a contribuir en la mejora de la calidad de vida de las personas, en especial la población joven y adolescente, trabajando para que tengan acceso a información, productos de salud con calidad y servicios que les permitan ejercer saludablemente su sexualidad.

Advertisement

Leer Anterior

Gerente regional de Infraestructura anunció inicio de 30 obras

Leer Siguiente

Aun no inicia mantenimiento de 12 tramos de carreteras departamentales