¿Te toca ir al mercado? Estos alimentos no deben faltar en casa en época de coronavirus

La pandemia del Covid 19 se está expandiendo rápidamente en todo el mundo y su llegada al Perú motivó que gran porcentaje de la población se volcara a los mercados y centros de abasto para llenar su alacena, y comprar ciertos productos que, probablemente, no sean los más adecuados ante un aislamiento social.

Dicha situación generó un desabastecimiento circunstancial de ciertos productos de primera necesidad, como papel higiénico, papel toalla e incluso verduras altamente perecibles, cuya acumulación desmedida puede devenir en pérdidas para la economía familiar en época de emergencia por la pandemia del coronavirus.

Ante dicha situación, especialistas de la Escuela de Industrias Alimentarias de SENATI ofrecen algunos consejos sobre cuáles son los alimentos e insumos más recomendables para adquirir durante la etapa de cuarentena. Nos explican además cada cuánto tiempo es recomendable realizar las compras de la casa y cómo almacenar nuestros alimentos a fin de extender su tiempo de vida.

“Una de las principales labores de la Industria Alimentaria yace en prolongar el tiempo de vida de los alimentos, así como ralentizar el proceso de oxidación de frutas y verduras, a fin de que se mantengan en buen estado durante toda la cadena de producción, distribución y almacenamiento en los anaqueles.  Muchas de estas técnicas industriales pueden ser aplicadas en casa para optimizar nuestros recursos, ahorrar y proteger a la familia durante la pandemia”, aseguran.

 

¿Qué alimentos comprar?

En ese sentido, señalan que lo primordial es tener identificados los alimentos que serán nuestros aliados durante el aislamiento. La siguiente lista incluye productos que no pueden faltar en nuestra alacena, por su fácil almacenamiento, larga vida y alto contenido alimenticio.

Alimentos enlatados:  Estos son primordiales en caso de emergencias, ya que si se mantienen a temperatura ambiente pueden durar hasta diez o quince años. En la actualidad existen frutas, verduras y hasta menestras enlatadas. Cabe indicar que, pese a las creencias populares, los productos en lata mantienen la gran mayoría de sus vitaminas y minerales, además constituyen una manera práctica y segura de tener alimentos a la mano sin necesidad de cocinar. Entre los productos en lata a tener en cuenta encontramos:

– Verduras: Vienen cargadas de fibra, vitamina A y C, que promueven el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. Es recomendable revisar que no tengan azúcar ni excesivo sodio agregado. De contenerlo, pueden ser enjuagados con agua potable antes de consumidos. Entre las verduras enlatadas más recomendables se encuentra el choclo, los pepinillos, las zanahorias, espárragos, palmitos, entre otros.

– Frutas: Importante elegir las que no tengan azúcar agregada. Puede encontrar ensaladas de fruta, duraznos, peras y hasta uvas dentro de estas mixturas.

– Atún, pollo y carnes enlatadas: Una excelente fuente de proteína en lata son el atún, lleno de aceites esenciales y omega 3; el pollo y las carnes enlatadas. Es preferible elegir las versiones light, pues contienen solo con agua y menor cantidad de sodio. Estas presentaciones pues pueden permanecer décadas sin malograrse.

Alimentos en su estado natural:  Pero los productos enlatados no son los únicos protagonistas en tiempos de pandemia. Es importante considerar los siguientes alimentos y realizar compras cada dos semanas. De esa manera, tendremos siempre comida fresca sin necesidad de salir de casa constantemente. Entre los insumos perecederos con mayor tiempo de vida en nuestro frigidaire encontramos:

– Plátanos: Son ricos en potasio y, si bien es cierto, no duran mucho a temperatura ambiente, puede ser cortados en rodajas y congelados. No pierden su textura ni sabor y pueden permanecer hasta tres semanas en el congelador.

– Manzanas: Vienen cargadas de fibra, vitamina C y pueden mantenerse en buen estado por hasta tres semanas si las tenemos refrigeradas.

– Naranjas y limones: Primordiales para tener a tope nuestra reserva de vitamina C y fortalecer el sistema inmunológico. Pueden durar hasta dos semanas en el refrigerador. Además, la ralladura de sus cáscaras sirve para agregar sabor a estofados y preparar licuados de fruta.

– Zanahorias, ajo y cebolla: Estos tres productos, si se mantienen dentro del frigidaire, permanecen en buen estado por espacio de dos o tres semanas. Una porción de zanahoria aporta gran cantidad de fibra y betacaroteno, mientras que la cebolla y el ajo, no solo brindan mucho sabor a nuestras comidas, sino que funcionan como desinflamantes y antibióticos naturales.

– Huevos: Si son almacenados en su empaque original duran hasta tres semanas refrigerados. Son una importante fuente de proteína, puedes hervirlos y guardarlos para comer como un snack.

– Mantequilla y quesos: Por su propio proceso industrial, la mantequilla y los quesos envasados permanecen en buenas condiciones entre dos o tres semanas dentro de nuestro frigidaire. Además de ser fuentes importantes de calcio y proteínas, se mantienen frescos por mucho más tiempo que la leche. Es importante sellarlos bien en bolsas plásticas. Anotar que el queso cheddar y andino durarán un mes, mientras que los más suaves como Gouda y brie un máximo de dos semanas. El queso fresco dura entre 5 y 6 días.

– Papas: En el Perú se producen más de 5000 variedades de papa y este factor no debe ser desaprovechado en tiempos de aislamiento social. Los distintos tipos de este tubérculo no necesitan refrigeración y duran más de dos semanas a temperatura ambiente. Además, tienen grandes cantidades de potasio y si se comen con cáscara aportan fibra a nuestra alimentación.

– Col: La col es una verdura que, no solo contiene grandes cantidades de fibra y nutrientes, sino que dura hasta dos semanas en el refrigerador. Puede ser triturado y comerse aliñado con ensalada o aplicarlo a sus preparaciones para darle una sazón oriental a sus comidas.

– Pasta y panes envasados: Si bien es cierto los panes artesanales presentan signos de descomposición desde el tercer día, hoy encontramos en los supermercados panes congelados en variedades como ciabatta y francés. Dicha opción puede durar hasta tres semanas en el congelador. De igual manera, el pan de molde, tortillas de trigo y galletas tienen un tiempo de vida de hasta 9 días, si es que son refrigerados. Las pastas y fideos constituyen también una excelente opción.

– Menestras: Todas las menestras enlatadas son una excelente fuente de proteínas, hierro, fibra, zinc y hasta ácido fólico; elementos primordiales para una correcta nutrición. En los supermercados y mercados podemos encontrar garbanzos, frejoles, lentejas; entre otros. También las hay crudas, embolsadas y pre cocidas enlatadas.

– Semillas y frutos secos:  Además de ser súper alimenticios, aportan magnesio, fósforo, potasio, calcio, hierro y oligoelementos como el zinc y selenio. Son ricos en grasas saludables y almacenados en el congelador pueden durar hasta un año o más.

 

¿Cómo hacer que nuestros alimentos duren más?

Especialistas de la Escuela de Industrias Alimentarias de SENATI, aseguran que, si bien es cierto existen diversos alimentos necesarios para la nutrición familiar cuya vida útil es limitada, hay técnicas y secretos que pueden favorecer su preservación y atrasar su proceso de oxidación natural, algo muy importante ahora que existen restricciones para movilizarse en las calles.

“Tenemos frutas y verduras que son básicas para la alimentación y la canasta básica familiar, pero que lamentablemente no duran mucho tiempo en la cocina; tal es el caso de la palta, por ejemplo, que una vez que se encuentra madura se marchita en menos de dos días.”

En ese caso, recomiendan mantenerla refrigerada. Una vez abierta, es importante guardarla con la semilla y cascara en su lugar. También conviene colocarle una lámina de papel plástico sobre la pulpa a fin de evitar su oxidación. Así puede durar hasta 5 o 6 días.

En el caso de la lechuga, recomiendan lavarlas y secarlas muy bien antes de guardarlas. También exhortan a mantenerlas en el refrigerador y evitar que tenga contacto con humedad. De esa manera, se mantiene fresca por más de una semana, sin ningún problema.

El apio tiende a marchitarse con facilidad, pierde su sabor y textura. Para evitarlo los especialistas de SENATI recomiendan separar los tallos, lavarlos y secarlos profusamente. Una vez hecho esto, hay que envolverlos en papel aluminio. “Nunca debemos guardar el apio en bolsas de plástico pues absorben rápidamente la humedad y se marchitan.”, aseguran.

Las fresas y frutos rojos son deliciosas y tienen un alto contenido de vitamina C, sin embargo, se llenan de moho rápidamente y su sabor cambia de manera drástica. Para retrasar este proceso natural de oxidación, se recomienda limpiar y remojar cada unidad con una medida de vinagre, y dos de agua. Luego proceder a enjuagarlas bien y secarlas concienzudamente. Así, si mantienes las fresas refrigeradas pueden durar hasta 9 días.

Finalmente, asegura que para que los champigñones y hongos se mantengan frescos y crujientes, hay que envolverlos en una bolsa de papel al interior del refrigerador. Este material hace que circule aire, disminuya la humedad y el moho. Con esta recomendación, estos productos, muy utilizados en las casas peruanas, pueden durar hasta más de una semana.

Aplica estas recomendaciones de la industria, alarga la vida de tus alimentos y mantente seguro y aislado durante la cuarentena, evitando salir constantemente a comprar. De esta manera proveerás alimentación saludable y duradera salvaguardando el bienestar de tu familia.

// Andina

Leer Anterior

Adolescente fue violada y asesinada por mecánico

Leer Siguiente

Habilitan ambientes en nuevo hospital de Tingo María para atender pacientes con Covid-19

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *