Monitoreo Ciudadano detecta vegetales contaminados con pesticidas en centros comerciales de Huánuco

Ocho de las 19 muestras de alimentos examinados en el Mercado Modelo y los supermercados Plaza Vea, Metro y Tottus de la ciudad de Huánuco, resultaron como no aptas para el consumo humano, reveló el Monitoreo Ciudadano efectuado por cuatro organizaciones que se unieron con este propósito, reveló Juan Sánchez, presidente del Consorcio Agroecológico Peruano. El 42.1% no eran aptas para el consumo humano.

Detalló que verificaron, con excepción de Metro, que los pimientos de estos centros de abastos contenían residuos de diez pesticidas, como la clotianidina, que mata a las abejas. Las muestras de pimiento de Plaza Vea con residuos de este agroquímico en cantidades 1.6 veces superiores a los límites permitidos. El fipronil excedió 37 veces los límites máximos permisibles en el pimiento del Mercado Modelo.

Asimismo, hallaron residuos de carbofurano en tomates de Plaza Vea de Huánuco y residuos de metamidofos en pimientos de Tottus de Huánuco.

En los establecimientos de Huánuco encontraron restos de siete pesticidas en tres de cuatro muestras de lechuga. La lechuga del Mercado Modelo contenía restos de cinco agroquímicos, la del Plaza Vea cuatro, entre ellos tolfenpirad, un insecticida tóxico para los peces y abejas; y en la lechuga de Metro se halló cipermetrina, un disruptor hormonal que afecta el desarrollo sexual masculino.

Asimismo, en el apio de Plaza Vea y Tottus hallaron ocho pesticidas diferentes, entre los que figura también la clotianidina pese a que no está recomendada para las plagas de esta hortaliza. Los residuos de clotianidina en el apio de Plaza Vea fueron 9.5 veces mayores a los permitidos y los del Tottus superaron 12.75 veces los límites.

Advertisement

El coordinador, se trasladó hasta Huánuco, coordinando previamente con un notario público, el laboratorio y los socios locales para el recojo de las muestras, con el siguiente protocolo: compra de cantidades señaladas por el laboratorio en cada caso, las muestras se introdujeron en envases especiales, obtuvieron facturas o boletas de venta a nombre de las entidades que apoyan la campaña (en los mercados no fue posible).

Por cada muestra entregada al laboratorio se llenó una ficha con los datos correspondientes, tomaron fotos durante el proceso de compra; el proceso de compra hasta la entrega al laboratorio fue certificado por el notario; y para evitar posibles conflictos de intereses, la entrega de las muestras al laboratorio fue registrada con un código asignado por el notario.

El laboratorio seleccionado es Mérieux NutriSciences, autorizado por el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa).

Ante los resultados, Sánchez planteó que debe realizarse un monitoreo permanente en las mismas chacras, para lo cual pueden utilizar scanner portátiles que permitan detectar la presencia de agroquímicos en las plantas. Los scanner portátiles podrían ser adquiridos por Senasa, agencias agrarias e inclusive las municipalidades para que en los cultivos de productos alimenticios se verifiquen el uso de agroquímicos prohibidos.

Advertisement

Leer Anterior

Inician construcción de nuevas aulas para escolares del poblado de Guellgash

Leer Siguiente

La UNDAR celebra su 75° aniversario con talleres de música y conciertos de gala

RSS
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share
Telegram
Tiktok