Huaicos dejaron 16 familias damnificadas en Andabamba, Rosavero y Pitumama

Debido a las precipitaciones pluviales, ayer en la madrugada se activaron las quebradas Mamayacu y Rurinchanca, ocasionando huaicos que dejaron como saldo 16 familias damnificadas (que lo perdieron todo) y otras 62 afectadas en las zonas de Andabamba, Rosavero y Pitumama.

El corrimiento de tierra y agua se registró aproximadamente a las 3:15 a.m., causando diversos daños materiales desde el sector  Sequión Grande en Andabamba, Rosavero y Corazón de Jesús en Yanag y un sector de Pitumama, jurisdicción del distrito de Pillco Marca.

El director regional de Defensa Civil, Roberto Fano Malpartida, detalló que en total son unas 271 personas entre damnificados y afectados en las tres zonas. El funcionario recordó que en el 2012 ocurrió un hecho similar, pero pobladores sabiendo de ello se asentaron en una quebrada de huaico.

Pero, además, dijo que hubo intervención humana porque desviaron el cauce de la quebrada lo que contribuyó al daño que ocasionó esta vez.

Ante el hecho, Fano Malpartida, informó que actuaron con la mayor rapidez posible para atender a las personas damnificadas. Indicó que con instalaron dos albergues provisionales en la losa deportiva de Rosavero con siete carpas y otra con nueve en la hacienda de Andabamba.

No reportaron daños humanos, sin embargo los daños materiales son cuantiosos, cuyas estimaciones aún no están determinadas. Además de 16 viviendas destruidas y las decenas de afectadas, también fue destruida la construcción de un grifo en instalación y el local de una institución educativa inicial.

El deslizamiento arrastró vehículos, mató animales de corral, y destruyó todo lo que había en al menos 16 casas, y dejó cubierto de lodo otras de cenas de viviendas.

Ante lo sucedido, el poyo para prestar la ayuda llegó también de parte de efectivos del Batallón Nº 201 del Ejército, quienes realizaron trabajos de canalización y encauzamiento de la quebrada Mamayacu desde tempranas horas.

El equipo técnico de la oficina regional de Defensa Civil, trabajó para socorrer a los afectados. Igual, el personal de la Compañía de Bomberos Voluntarios Salvadora Huánuco Nº 52 también apoyó. Lo propio hizo la Municipalidad Distrital de Pillco Marca y la Municipalidad de Huánuco con maquinaria pesada y otras ayudas.

Alcalde llevó maquinarias

El alcalde de la Municipalidad de Huánuco, Aníbal Solórzano, desde tempranas horas llegó al centro poblado de Andabamba, dirigiendo el apoyo con maquinaria pesada y ayuda para los moradores víctimas de la inclemencia del tiempo.

Solórzano llegó hasta el sector de Erapata, zona que fue las más afectada por el deslizamiento de lodo y piedras que se desprendieron de la quebrada Mamayacu a consecuencia de la torrencial lluvia que cayó en horas de la madrugada.

Llevó un cargador frontal, dos volquetes  y combustible para apoyar en las acciones de limpieza. Además, entregó bidones de agua y dispuso que Seda Huánuco lleve un camión cisterna.

Leer Anterior

Contraloría detecta faltante de S/ 34,808 en caja chica de 13 municipalidades

Leer Siguiente

Alvarado estalla contra Gutiérrez, Picón, Bocángel, Loarte y Flores

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *