GUE Leoncio Prado Esperan fallo judicial sobre local del Club Central

Luego de la toma del terreno que ocupa el Club Central Huánuco (entre los jirones 28 de Julio, Constitución y Hermilio Valdizán), por parte de un grupo de personas inescrupulosas, el director de la Gran Unidad Escolar Leoncio Prado y el presidente de la junta de bienes del plantel, se pronunciaron sosteniendo que los actos delincuenciales fueron promovidos por el presidente del Club, Fredy Espinoza Figueredo, quien el 26 de junio pasado firmó un contrato de arrendamiento con la empresa Building Natural Live SAC de Leónidas Dávila Meza, por un periodo de cinco años sin ningún costo.

“Está dando manotazos de ahogado. Si bien es cierto existe un tema legal por resolver, también existe una ley que restituye el inmueble a la GUE Leoncio Prado para la construcción de un Complejo Cultural”, señaló Mauro Bardón, presidente de la junta de bienes del colegio.

En ese sentido cabe precisar que el 12 de julio del 2017, la comisión Permanente del Congreso de la República aprobó por unanimidad el proyecto de ley que revierte a favor de la Gran Unidad Escolar Leoncio Prado el terreno que ocupa el Club Central para que en ese lugar construyan un complejo cultural que a su entrega sea administrado por el plantel.

TOMARON EL LOCAL

El lunes en horas de la mañana, un grupo de al menos 20 personas llegaron e ingresaron a la fuerza a las instalaciones y se ubicaron en el salón principal, patio y otras instalaciones, algo que para el presidente de la junta de bienes es parte de la leguleyada montada por un grupo de los socios del Club Central y el empresario Leónidas Dávila Meza, a quien arrendaron el inmueble mediante una escritura notarial.

Según Bardón, los miembros del consejo que preside no aprobaron y desconocen cualquier contrato de arrendamiento del predio. Además, indicó que declararon como persona no grata al presidente del Club Central, Fredy Espinoza Figueredo.

“El único propietario es la Gran Unidad Escolar Leoncio Prado y así está inscrita en los Registros Públicos. El inmueble es de propiedad de los leonciopradinos y de los huanuqueños”, dijo por su parte el director del colegio, Felipe Zaldívar Torres, quien se mostró indignado por el hecho, pero lo que les queda es esperar la decisión del Segundo Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia de Huánuco, sobre la tenencia de la propiedad.

En el mismo tono, el director de la UGEL Huánuco, Hilmer Marchán Coz, sostuvo que no es procedente que el terreno que fue recuperado de aquellos que ya se sentían dueños,  vuelvan a entregar a desconocidos por otros cinco años más y totalmente gratis.

FALLO JUDICIAL

Según los representantes del colegio, la Sala Civil debe acelerar las audiencias del proceso de desalojo en contra de los socios del Club Central, ya que es una gran irregularidad la que cometió Espinoza Figueredo al firmar un documento disponiendo los ambientes del inmueble que está en litigio. “Es un delito”, manifestó Bardon.

El 5 de mayo de 1955, mediante Ley nº 12320 fue adjudicado al Club Central Social Deportivo, el terreno de 7 553 m2 de propiedad del colegio Leoncio Prado, ley que fue derogada con la emisión de la Ley n° 30362 que restituye a favor de la GUE Leoncio Prado, con el fin que en ese lugar se construya el Complejo Cultural Huánuco.

En las disposiciones de la ley fue establecido que mientras gestione la construcción del complejo cultural, la Junta Administradora de Bienes de la GUE Leoncio Prado debe velar por el el terreno; sin embargo, esto hasta la fecha no ha podido cumplir por la resistencia de los accionistas del Club Central, quienes acudieron al ámbito judicial y pretenden seguir haciendo de las suyas con una propiedad que es del Estado.

Leer Anterior

Seda sostiene que compra de equipos para laboratorio fue correcta

Leer Siguiente

Exigen concretar compra de terreno para hospital EsSalud

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *