Corrigen construcción del sistema de agua y desagüe de la ciudad de Ambo

A inicios de junio de este año, en reunión con autoridades y pobladores, el gobernador regional Juan Alvarado ofreció concluir la obra de agua y desagüe de la ciudad de Ambo en octubre de este año. Los responsables de culminar la obra que ya tiene más de siete años, estimaron que recién lograrían ese objetivo en noviembre; sin embargo, el mandatario reiteró que acabarían antes porque confía en su equipo técnico.

Como se recuerda, esta construcción empezó en diciembre de 2011 con un presupuesto de S/ 21’174, 334.91 (elaboración del expediente técnico, ejecución de la obra y supervisión), pero tras unas 19 ampliaciones de plazos la inversión subió a más de 25 millones y el consorcio JC1 que se adjudicó la ejecución, no concluyó la obra.

En el 2018, la referida constructora entró a un arbitraje con el Gobierno Regional de Huánuco, que al intervenir la obra advirtió la existencia de más de 300 observaciones.

Para concluir la anhelada obra, desde agosto de 2018, el ente regional ejecuta el saldo de obra bajo la modalidad de administración directa, con una inversión de S/ 7´500,000.

En ese marco, la actual gestión regional asumió la responsabilidad. Inicialmente la meta era concluir en junio de este año, sin embargo, surgieron nuevos problemas como en el sistema de captación en la zona de Rumichaca que fue afectada por las lluvias, el hallazgo de conexiones clandestinas, uso de mal material y otros que en estos momentos están siendo superadas.

MEJORAN LAS REDES

El inspector de la obra, Darwin Bernardo Chávez, quien dirige el proceso de mejoramiento para lograr que las redes de alcantarillado y el sistema de agua potable funcionen, explicó que encontraron tuberías colmatadas al 50% con residuos de rocas y arena, además que el material usado es de baja calidad, incluso algunos accesorios como las “cachimbas” (que conectan a los domicilios) son hechizas y no de fábrica.

Ante la incomodidad de los moradores que tienen que seguir soportando que abran las calles una y otra vez para la misma obra, ayer retiraban tuberías del alcantarillado en la calle Mariscal Castilla y lo mismo harán en 28 de Julio, Malecón Huertas y otros puntos, donde las redes colapsaban a cada momento. Son reemplazadas por otras de mejor calidad, toda vez que el objetivo es mejorar la capacidad de flujo, que tenga circulación continua y funcione adecuadamente.

Bernardo también dijo que en algunas zonas hallaron tuberías de menor diámetro, no habían aliviadores para el desfogue de las aguas servidas, ni válvulas antiretorno en el río.

Por su lado, el ingeniero asistente y especialista sanitario, Juan Maldonado, refirió que encontraron un mal proceso constructivo, como que las tuberías “no tiene cama de apoyo”, tampoco recubrimiento, a lo que se suma el mal uso del sistema de alcantarillado para evacuar drenaje pluvial, grasas de las pollerías, cuando es destinado solo para evacuar aguas residuales domésticas.

En el caso del agua potable, Maldonado, refirió que el problema encontrado es la doble conexión al sistema antiguo y nuevo que genera recirculación del agua perjudicando a todos. “Estamos interviniendo vivienda por vivienda para clausurar esa conexiones, así como las clandestinas que también hay”, dijo.

El especialista invocó a los vecinos sincerarse sobre esas conexiones a fin de facilitar el trabajo y solucionar el problema para culminar en el menor tiempo posible la construcción del sistema.

ALGO +

La oficina regional de la Contraloría General de la República acreditó a un equipo multidisciplinario para auditor la obra “Mejoramiento, rehabilitación y ampliación del sistema de agua potable y alcantarillado de la ciudad de Ambo”, que ejecuta el Gobierno Regional de Huánuco bajo la modalidad de administración directa.

Leer Anterior

Poblador fue hallado con dos impactos de bala en la cabeza

Leer Siguiente

Colegios y comercios de la ciudad de Huánuco en la mira de Defensa Civil