Asesor del Mercado Modelo afirma que centro de abastos solo adeuda arbitrios de tres años y no desde el 2007

Hace algunos días, el alcalde Antonio Jara Gallardo, afirmó que el Mercado Modelo tiene una deuda por arbitrios, de cerca de un millón de soles que no pagó a la Municipalidad Provincial de Huánuco, desde cuando fue privatizado en el 2006. “Como es un ente privado voy a pasarle una carta notarial para que paguen, caso contrario, dejaré de recoger la basura y verán cómo solucionan”, amenazó el burgomaestre.

Luego que salió el presidente del Frente de Defensa de los Trabajadores Formales del Mercado, Antonio Talenas, para responder a tal aseveración, señalando que no es cierto que deben ese monto a la comuna provincial; se pronunció el abogado de dicho centro de abastos, el abogado Ladislao Díaz Álvarez, quien dijo que Jara Gallardo está actuando de esa manera por “ineptitud e ignorancia”.

“Hay varios aspectos en relación a la actuación del alcalde. Asumió una función, sin saber sus competencias, sin saber la situación tributaria de los contribuyentes. Sobre el mercado modelo da una información sin conocimiento de causa, porque como ente privado ha venido pagando sus impuestos hasta el 2020, no es cierto que le debe a la municipalidad desde el 2007”, manifestó Díaz Álvarez.

Sobre el anuncio que hizo el edil de reunirse con el presidente de la Corte Superior de Justicia de Huánuco, para saber las causas de la demora en el juicio de nulidad de la compraventa del referido centro de abastos; el abogado refirió que eso es ignorancia, porque no sabe la función de un juez, menos del presidente de la corte.

“Yo creo que es por ineptitud, porque en función a sus actividades de alcalde, él debe resolver los problemas de la ciudad, que no lo resuelva es por ineptitud; e ignorancia porque no sabe cuáles son las funciones de un alcalde, de un juez, de un presidente de la corte; eso es preocupante”, refirió Ladislao Díaz.

Respecto a la deuda, reiteró que es falso que el Mercado Modelo tenga una deuda desde el 2007, ya que pagó hasta el 2019. Sin embargo, indicó que en momento de la pandemia de la Covid-19 dejaron de pagar desde el 2020, por lo que deben desde ese año hasta el 2022, una suma que debe estar por los 250 mil soles, aproximadamente.

Advertisement

“La deuda de los tres años se va pagar, ya se hizo una reunión de los asociados para adoptar acciones relacionado a ese tema, ya hace tres meses que están en esa gestión para cumplir con ello”, mencionó el abogado.

En cuanto a la amenaza que si el mercado no paga esa deuda (de un millón de soles), la municipalidad dejará de recoger los residuos sólidos del lugar, el letrado respondió que es otra expresión del alcalde por desconocimiento de su función, toda vez que los tributos por limpieza pública, serenazgo, parque y jardines no se pagan en función a cada predio, sino es general, “porque hay incluso algunas personas que no reciben ninguno de esos servicios, pero tienen que pagar ya que no se paga en función a personas, sino en función a la ciudad”. “Si no recogen la basura, que lo hagan, nosotros adoptaremos las acciones del caso”, dijo Díaz.

En cuanto a la recuperación del Mercado Modelo que también anunció Jara Gallardo, el asesor de los comerciantes, también calificó que es otra ignorancia porque en este caso, la única autoridad que puede decidir sobre la situación jurídica del centro de abastos es el juez, ya que está en proceso judicial. “Por eso lo considero un inepto, un ignorante”, reiteró Díaz Álvarez.

“Dice que quiere recuperar el lugar para construir un mercado, cuando no tiene presupuesto, creo que no está preparado como alcalde, no hay otra explicación”, resaltó.

Finalmente pidió a los regidores que también cumplan una función de orientación para ayudarlo a alcalde a fin que no se pelee con todos porque “Huánuco necesita un trabajo coordinado y en conjunto”.

Advertisement

Leer Anterior

Profesora pierde la vida en un fatal despiste de automóvil, viajaba a su centro educativo

Leer Siguiente

Defensoría del Pueblo pide al GRH y municipalidades promover la ética para combatir la corrupción