Alumnos de la Undar toman local y retienen a cuatro administrativos

Vicepresidente de la comisión denunció agresión, amenazas y violencia por parte de manifestantes. Dirigente estudiantil negó acusación.

 Como parte de su protesta que mantienen desde hace varios días, estudiantes de la Universidad Nacional Daniel Alomía Robles (Undar) tomaron ayer el local institucional en rechazo a la permanencia de la comisión organizadora y de adecuación universitaria. En su afán de radicalizar su medida retuvieron en el interior a cuatro administrativos por varias horas, entre ellos al vice presidente de investigación, Ricardo Villanueva Imafuku.

Los estudiantes bloquearon las puertas de ingreso a la casa de estudios y colocaron paneles y banderolas en las ventanas. Al interior de la universidad los alumnos se agruparon y lanzaban arengas.

La toma del local ocurrió aproximadamente a las 2:30 de la tarde, en cuyo interior, además de Villanueva Imafuku; estuvieron Yameli Guerrero Begazo, secretaria general; Karen Poma, secretaria de mesa de partes y Doris Felipe Matías, especialista en inversión.

Villanueva Imafuku denunció que los estudiantes agredieron a la secretaria de mesa de partes, Karen Poma y a la secretaria general, Yameli Guerrero; además, dijo que los alumnos los amenazaron con encadenarlos, y que ingresaron violentamente a su oficina para exigirle que renuncie al cargo.

“Ellos (los alumnos) no tienen una plataforma de lucha concreta para pedirnos que dejemos el cargo”, dijo Villanueva. En ese sentido, el vice presidente de investigación señaló que él ni el presidente de la comisión Daniel Morgade Fernández, renunciaran.

Por su lado, el dirigente estudiantil, Tony Chacón, señaló que radicalizaron su protesta porque les quitaron el docente de prácticas profesionales y porque el Ministerio de Educación no envía hasta el momento la comisión especial para evaluar la gestión de la comisión organizadora. “La decisión se tomó por la impotencia, debido a la falta de pronunciamiento del Minedu”, indicó.

Chacón refirió negó que hubo retención o secuestro de los cuatro administrativos.

DESALOJO. El hecho causó la presencia de un contingente policial que estuvo listo para desalojar a los manifestantes usando bombas lacrimógenas, sin embargo, la presencia de la fiscal Julia Mellado Salazar, quien se apersonó tres horas después de ocurrida la toma, evitó mayores actos de violencia.

La fiscal se hizo presente para levantar un acta por el presunto delito de secuestro a cuatro personas y por la toma ilegal del local. También hizo su presencia el fiscal de prevención del delito, Jimy Matias Espinoza.

Entre empujones y advertencias, la policía controló a los manifestantes que estaban en los exteriores, mientras que agentes de Seguridad del Estado y la fiscalía desalojaron a los que habían tomado los interiores de la Undar.

Al final, salieron el miembro de la comisión y las trabajadoras retenidas, quienes fueron agredidos con huevos, botellas y bolsas con contenidos. El problema ceso a las 10:00 de la noche.

ALGO MAS +

El dirigente estudiantil, Tony Chacon, dijo que los estudiantes que se encontraban al interior de la universidad dieron la oportunidad de salir a los cuatro administrativos, pero estos se negaron indicando que estaban trabajando.

Leer Anterior

Alcaldesa del colegio Juana Moreno piden priorizar nueva infraestructura

Leer Siguiente

‘Shacta Festh 2019’ reunirá a productores de aguardiente

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *