Denuncian a 14 exfuncionarios del GRH por obra mal ejecutada en Cachicoto

La Procuraduría Pública representada por la abogada Kruspskaia Beraún Aguirre, denunció ante la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Huánuco a 14 personas, entre ellos exfuncionarios del Gobierno Regional de Huánuco (GRH), por la presunta comisión del delito contra la administración pública en la modalidad de negociación incompatible o aprovechamiento indebido del cargo en agravio del Estado.

Según el documento presentado a través de mesa de parte el 5 de abril, los denunciados son: Luis Carbajal Carbajal en su calidad de gerente de infraestructura designado mediante resolución ejecutiva 194-2014; Luz Javier Ambicho, monitor de proyecto “Mejoramiento de la capacidad resolutiva del centro de salud de Cachicoto”; Fernando Felipe Matias, monitor del proyecto; Darwin Condori Salas, contratado por la modalidad de servicios personales; Carlos Calvo Astete, gerente regional de Infraestructura; Raúl Álvarez Paredes, gerente regional de Infraestructura del GRG; Pastor Orihuela Mercado, subgerente de obras y supervisión regional; Daniel Mallqui Estacio, subgerente de obras y supervisión; Edwin Almerco Palacios, inspector de la obra; Luis Rivera Guardián, monitor de obra-subgerencia de obras y supervisión.

Los miembros del comité de recepción de obra, Luis Armando Tolentino Inga en calidad de presidente y los miembros Darwin Bernardo Chávez, Wilmer Clemente Balbin y Eva Mora Naupay también fueron incluidos en la denuncia penal porque no advirtieron en su momento las irregularidades y deficiencias que presentaba dicha obra.

HECHOS. La denuncia inicia cuando el GRH remite a la procuraduría, el informe de auditoría 012-2017 sobre la elaboración del expediente técnico en el sub presupuesto de instalaciones eléctricas y sanitarias las cuales fueron incluidas sin sustento técnico equipos electromagnéticos, las cuales pagaron pese que no fueron instaladas. También pagaron por partidas no ejecutadas y otras parcialmente ejecutadas ocasionando un perjuicio económico de 69 mil 111 soles con 7 céntimos.

Con las diligencias realizadas determinaron que el sub presupuesto de instalaciones eléctricas consideró el cálculo para dos electrobombas HP pese que no estaban incluidos en los planos, tampoco fueron suministrados por el contratista, sin embargo, fueron pagados. También advirtieron que en el sistema de agua contra incendio hubo duplicidad en los equipos de bombeo generando un perjuicio económico de más de 29 mil soles.

Asimismo detectaron que durante la ejecución de la obra no cumplieron con la instalación del cielo raso suspendido en el salón de usos múltiples y del área de guardianía. Tampoco instalaron el tanque de abastecimiento de petróleo para el grupo electrógeno, al igual que los ladrillos del cerco perimétrico, el espesor de los vidrios de las mamparas y la cobertura con teja andina las cuales no cumplieron con lo establecido en los planos y las especificaciones técnicas del expediente técnico generando pérdidas económicas por la suma de 39 mil 433 soles con 11 céntimos.

CONTRATO. El 3 de diciembre del 2013 el GRH suscribió el contrato con el consorcio Corporación Beteta para la elaboración del expediente y ejecución de la obra “Mejoramiento de la capacidad resolutiva del centro de salud de Cachicoto” por el importe de 9 millones 566 mil 378 soles por un plazo de 210 días calendarios. Acordaron para el inicio de la obra el 27 de junio del 2014. Pese a las irregularidades y deficiencias, los funcionarios del GRH en sus respectivas áreas dieron conformidad sin ninguna observación a los documentos presentados por el referido consorcio para luego ser aprobado el expediente técnico de la referida obra.

La obra inició el 27 de junio del 2014 y culminó el 29 de agosto del 2015, donde el GRH aprobó 12 valorizaciones extras. Los funcionarios dieron conformidad y autorización de pago a favor del consorcio Corporación Beteta al 100%, pese que estaban parcialmente ejecutadas y no ejecutadas.

OBRA COMPLEMENTARIA. Tu diario logró comunicarse con el alcalde de Cachicoto, Caleb Nieto, quien refirió que el 7 de abril autoridades y moradores sostuvieron una reunión, en el que el presidente del Aclas, Julio Salcedo Vargas, planteó realizar una movilización para exigir la culminación de la obra complementaria que está mal ejecutada y tiene filtraciones de agua por todos lados convirtiéndose en un foco infeccioso.

“Pese a los tapones que puso la anterior empresa para frenar la filtración, la situación persiste porque en el expediente no consideraron la construcción de un drenaje subterráneo para evitar filtración de aguas subterráneas”, dijo,  al tiempo de informar que los trabajos complementarios que inició en noviembre del 2017 por 700 mil soles están paralizadas a la fecha.

Asimismo informó que los obreros están impagos y las filtraciones de agua persisten, evidenciando que no realizaron un buen estudio de suelo para ejecutar la anhelada obra.

Aclaró que dicha obra inició en la gestión de Luis Picón y en la gestión de Rubén Alva aprobaron un presupuesto por administración directa para los trabajos complementarios, pero sigue igual y los más afectados es la población.

Leer Anterior

Chef propone a candidatos mirar la agroecología

Leer Siguiente

Pistas y veredas para sector 1 de San Luis en marcha

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *