Tingalés que pereció en accidente fluvial en Ucayali laboró 30 años en el proyecto Corah

Luego de cuatro días del accidente fluvial, ayer, agentes de la Marina de Guerra del Perú, recuperaron los restos de las tres personas que fueron reportadas como desaparecidas tras el choque de dos embarcaciones en el río Tamaya, afluente del río Ucayali en el sector Carasmana, distrito de Callería, provincia de Coronel Portillo en la región de Ucayali.

Entre las víctimas está Federico Guillermo Delgado Vela (57), natural de Tingo María y que por cerca de 30 años trabajó para el Proyecto Especial de Control y Reducción del Cultivo de la Coca en el Alto Huallaga (CORAH). Desde la mañana del 30 de marzo, los familiares del tingalés pidieron a la policía, Marina de Guerra y otras instituciones sumarse a las labores de búsqueda de su ser querido.

Ayer desde tempranas horas del día, los marinos llegaron hasta el lugar de la tragedia y luego de recorrer varios kilómetros ubicaron los cuerpos de Delgado Vela, Sergio Royer Escobedo García y del Suboficial de Segunda (S2), Joao Eliecer Jesús Cerrón, quien prestaba servicios en la Dirección Antidrogas de la Policía y el 2019 trabajó en la Dirandro Tingo María.

Ante la mirada de sus familiares, los restos de los dos trabajadores del CORAH y del agente policial, fueron sacados de las aguas por los agentes que estaban en pongeros para luego ser llevados a la orilla y tras ser revisados por el médico legista fueron trasladados al helicóptero de la Policía que los trasladó hasta Pucallpa. Tras ser bajados del helicóptero, los féretros fueron cargados por sus compañeros hasta las carrozas que los esperaban en el helipuerto.

Advertisement

A través de la página Tingo María Noticias, los familiares de Federico Delgado denunciaron que el CORAH negó el traslado aéreo del féretro de su padre argumentando el factor climático, por lo que los restos fueron trasladados vía terrestre desde Pucallpa hasta su casa ubicada en la tercera entrada de la asociación de vivienda Asunción Saldaña, en Tingo María.

 ACCIDENTE. El 30 de marzo a las 8:30 de la mañana cuando las embarcaciones de inserción Chávez II y extracción (Roki II) que zarparon desde Pucallpa colisionaron entre si cuando realizaban el relevo del personal de la Dirandro y CORAH en el marco de labores de erradicación de plantaciones de hoja de coca ilegal, en el eje operacional Tamaya.

Tras el choque de los pongeros, policías y civiles cayeron al agua, del total tres no lograron salir. También reportaron la desaparición de 16 fúsiles y una escopeta lanza gas.

ALGO +

Horas antes del accidente fluvial, Federico Delgado escribió en su cuenta de Facebook: “Vale la pena volver a empezar una y mil veces mientras uno está vivo”.

Advertisement

Leer Anterior

Decano en Huánuco en el Día del Abogado Peruano: “El reto del abogado debe ser responder a la honestidad”

Leer Siguiente

Municipalidad de Huánuco pone en operatividad centro de evaluación para licencias de motos y trimóviles