Suspenden interrogatorio a sicario que asesinó a colaborador eficaz

Para el 28 de junio a las 3:30 estaba programado la diligencia de recabar la declaración indagatoria de Alfredo Luis Domínguez Huamán (33), conocido en el mundo del hampa como “Gringo”, quien está recluido en el penal de Ayacucho por tráfico ilícito de drogas; pero la diligencia fue suspendida, debido que los encargados del recinto penitenciario no recibieron el documento de la fiscalía de Huánuco.

Ante dicha descoordinación, la Segunda Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco a cargo del caso señalará nueva fecha para la declaración de “Gringo”, investigado por la presunta comisión del delito de homicidio calificado en calidad de coautor en agravio de Diego Alberto Ita Herrera (38), ocurrido el 18 de abril del 2021 en el lugar conocido como “El Muro”, en Aparicio Pomares.

Según la investigación policial, “Gringo”, quien es natural de Monzón captó a Gisella Giovani Espíritu Trebejo para hacer amistad y sacar a Ita Herrera, quien el 2019 salió del penal de Ayacucho tras acogerse a la colaboración eficaz. Al convertirse en informante de la Dirandro y la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada de Ayacucho, Diego Alberto Ita, fue un objetivo para la organización criminal dedicada al tráfico ilícito de droga que aún opera en el Vraem.

Debido que era un colaborador eficaz, la unidad que investiga el caso SAMA seguía los pasos de Ita y es por ello que desde el inicio conocieron que Gisella Espíritu, fue la encargada de captar, enamorar y sacar hasta una zona desolada al objetivo que fue asesinado de varios disparos. Uno de los sicarios que acompañó a “Gringo”, tuvo la osadía de tomar una foto al cuerpo de Ita Herrera que yacía a un costado de la carretera para mostrar a los narcotraficantes que encargaron el trabajo.

Advertisement

RECONOCIDO. Gisella Espíritu Trebejo, quien cumple prisión preventiva en el penal de Potracancha por ser considerada partícipe primario en el homicidio calificado del colaborador eficaz, identificó a Alfredo Domínguez Huamán, como la persona que la buscó en Monzón, la propuso hacer amistad con Ita y fue quien le dio el número de celular del agraviado para contactarlo. Una vez que logró sacarlo de la ciudad, la investigada guío a “Gringo” hasta su objetivo.

Al ser interrogada, dijo que su trabajo fue sacar a su amigo, pero jamás imagino que lo iban a matar por los 30 mil soles que supuestamente Ita debía a “Gringo”.

ALGO MAS

Diego Alberto Ita Herrera era natural de Monzón. Tras su violenta muerte quedaron en la orfandad sus dos hijos de 13 y 11 años.

Advertisement

Leer Anterior

Con inseminación artificial mejorarán ganadería en cuatro provincias de Huánuco

Leer Siguiente

Matan de un disparo a teniente gobernador de Corvina Colorada en Monzón