Sicario confiesa que mató al empresario pollero Luis Alberto Poma Jaimez

“Me arrepiento de lo que hice y estoy dispuesto a colaborar con todo lo que ha significado esta declaración con la finalidad que se llegue a la verdad, además acepté declarar porque Cesitar está saliendo libre de todo esto y reitero que mi participación es del segundo atentado, en el primero estaba recluido en el penal”, finaliza la escalofriante declaración del sicario Rubén Ángel Alarcón Ocaña (31) conocido en el mundo del hampa como “Coyote”.

El detenido sindicado por la policía de ser uno de los autores materiales del asesinato del empresario pollero Luis Antonio Poma Jaimez (36), el 10 de agosto del presente año en la sala de audiencias del penal de Potracancha y ante la fiscal Isabel Ramos Romero de la Cuarta Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco declaró y dio detalles de cómo fue contactado para victimar al empresario.

Dijo, que la propuesta para acabar con la vida del dueño de la pollería “Luchos” la recibió entre el 28 y 29 de agosto del 2016 en el Rimac por parte “Cesitar” quien sería César Ramírez Norabuena. “Conocí a ‘Cesitar’ por intermedio de ‘Platanito’ con quien si tenía una amistad. Me dijo que tenía varios trabajos, entre ellos uno en Huánuco que me pareció más accesible y acepté. Le pedí garantías y el número de contacto en Huánuco y me dio el número de celular que empieza con 94 y termina en 132. Mi contacto era mujer a quien llamé varias veces”, dice parte de la declaración de Ocaña Alarcón.

Detalla que antes de su viaje para hacer el trabajo, “Cesitar” le comentó que el contacto era su conviviente del señor con quien tenía problemas porque era mujeriego. Aseguró que compró un arma calibre 38 cañón corto con cacha de goma negro del tal ‘Cesitar’.

En su confesión “Coyote” acepta haber viajado en compañía de Miguel Naupay Rodríguez, pero según él, desconocía el trabajo que iba a realizar. “Le despisté diciendo que tenía que comprar droga, tomé un taxi y me llevó a un hotel ubicado fuera de la ciudad ubicado a la margen derecha de la carretera, donde pasé la noche. Al día siguiente llamé insistentemente a mi contacto y recién a las 11:30 de la mañana me contestó y me dijo que atardezca para encontrarnos. En la tarde volví a llamarla y me dijo que vaya a la cuadra 2 del jirón Leoncio Prado, tomé un taxi y faltando una cuadra antes bajé y caminé hasta llegar a la pollería que era blanco con franjas rojas. Ingresé como cualquier cliente y me senté cerca de la caja y como estaba ocupada me acerqué para pasarle la voz y me dijo que espere”.

“Al desocuparse se acercó a mi mesa y me preguntó ¿tú eres?, y le respondí que sí que ya había conversado con ‘Cesitar’ y le daba seguridad, porque era un caso delicado. Entre la conversación me dijo que todo estaba bien que incluso lo tenía dominado e incluso iban a sospechar de otras personas. Me dio la dirección y me dijo sigue esta calle y ahí vas a encontrar otra pollería. Sacó de su chompa de lana un sobre manila y me entregó, rápidamente lo guardé, habían billetes de 100 y 200 soles, la señora en ningún momento me dice que lo mate, solo dispárale”, contó el sicario.

HOMICIDIO. “Marqué la zona, incluso mi salida. Estaba vestido con una casaca azul, pero estaba al revés, buzo negro y zapatilla negra con verde en las plantas. La primera vez que pasé por el local fue a las 7:30 de la noche, había varios comensales, parecía estar en la puerta un policía de Los Halcones, hice hora metiéndome cocaína y cuando el local estaba en un 95% vació decidí ingresar y cuando tuve al objetivo en frente disparé tres veces para luego salir caminando hasta la esquina donde tomé un taxi que me llevó hasta el hotel Kike, donde permanecí toda la noche. Al día siguiente llamé a la señora y estaba muy nerviosa, me dijo para encontrarnos en Plaza de Armas de Huánuco, al llegar al lugar no la ubiqué volví a llamarla de un teléfono público ubicado en una tienda cerca de la Plaza y me respondió diciendo que estaba una calle alterna. Al llegar estaba parada y me entregó un sobre y me retiré rápidamente”, es parte de la fría y escalofriante declaración de “Coyote”.

PEDIDO. Enterados de la confesión del sicario, los abogados de los esposos Magda Poma Jaimez (42) y Lucio Dionicio Alejo (52) investigados como presuntos autores intelectuales del crimen están solicitando a la fiscalía el levantamiento del secreto de las comunicaciones de la viuda de Luis Antonio Poma e incluir en la investigación. También piden realizar la diligencia de reconstrucción de los hechos con el detenido Rubén Ángel Alarcón Ocaña (sicario) para conocer nuevos detalles de lo que realmente pasó como el empresario huanuqueño.

 

Algo más

Según el sicario, “Cesitar” quien propuso matar al pollero compró un departamento y un carro, suponiendo que cobró más de 20 mil soles por hacer la chamba.

Leer Anterior

Policía acusado de cobrar S/ 38 mil por ingreso a escuela policial fue encarcelado

Leer Siguiente

Caso estadio Heraclio Tapia: investigación a ex funcionarios de Giles fue declarada compleja

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *