Sentencian a taxista que integraba banda de ‘cogoteros’

En menos de 72 horas, dos delincuentes que operaban bajo la modalidad de “cogoteros” fueron sentenciados a 7 años y 6 meses de pena de privativa de la libertad efectiva por el delito contra el patrimonio en la modalidad de robo agravado en grado de tentativa en agravio del empresario Jordi Jesús Camac Riva (25).

En la audiencia pública dirigida por el juez José Solis Canchari en reemplazo del magistrado Ángel Gómez Vargas del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco, Alberto Resurrección Sebastián (24) y Jhon Nazario Silva (24) tras aceptar su delito pagaron mil soles de reparación civil a favor del agraviado a quien tras ‘cogotearlo’ robaron su celular marca Motorola valorizado en 1300 soles.

Según la exposición de la fiscal Evelyn Villareal, la pena mínima que corresponde a los investigados es de doce años, pero por ser grado de tentativa y la reducción del sexto de la pena acordó junto a los abogados de los detenidos que la pena sería 7 años y 6 meses. Al final de la audiencia, el juez dispuso el traslado de ambos sentenciados al penal de Potracancha, donde cumplirán su pena.

HECHOS. El 9 de setiembre a las 2:30 de la madrugada, Camac Riva junto a su amiga de 17 años estaba tomando un vino y escuchando música al costado de la licorería “Bohemia”, ubicado en la cuadra 14 del jirón Abtao, cuando de pronto aparecieron dos personas, entre ellos el adolescente de iniciales C. S. T. (17), quien cogió del cuello al empresario y lo tumbó al piso, mientras que su cómplice Alberto Resurrección Sebastián logró quitarle su celular para luego huir con dirección al jirón Pedro Barroso, donde les esperaba el vehículo verde, marca Daewoo, modelo Tico de placa C7U-626 conducido por Jhon Nazario Silva.

Los ‘cogoteros’ que eran el terror de estudiantes y amas de casa no contaban que su accionar delincuencial era vigilado de cerca por tres agentes de inteligencia del Departamento de Investigación Criminal, quienes tras el ataque capturaron infraganti delito a los malhechores y lograron recuperar el equipo móvil del agraviado. Luego fueron puestos a disposición de la unidad especializada para las diligencias de esclarecimiento de los hechos.

Al visualizar las imágenes de la cámara de seguridad de la referida licorería, los investigadores identificaron a las tres que participaron en el robo, por lo que al falso taxista y su cómplice no les quedó otra cosa que aceptar su delito con la esperanza de no terminar en prisión.

Leer Anterior

Venderán una tonelada de pescado a precios módicos en Amarilis

Leer Siguiente

Albañil es investigado por supuesta extorsion

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *