Sentencian a obrero por intentar matar a su exconviviente

SALA CONFIRMA FALLO DE 12 AÑOS DE CÁRCEL PARA JUAN SANTILLÁN

Los integrantes de la Sala Penal de Apelaciones por unanimidad resolvieron confirmar la sentencia de 12 años de cárcel para Juan Romel Santillán Espinoza (44), quien está prófugo de la justicia desde febrero del 2018, por lo que ordenaron su ubicación, captura y posterior traslado al penal de Potracancha, donde deberá cumplir su pena tras ser hallado culpable del delito contra la vida el cuerpo y la salud en la modalidad de feminicidio en grado de tentativa en agravio de su exconviviente Esther Epifania Rivera Romero.

Además de la condena a pena efectiva, el obrero de construcción deberá pagar una reparación civil de 9500 soles a favor de la agraviada quien quedó lisiada tras los disparos que recibió en una de sus piernas. Esther a la fecha utiliza un bastón para movilizarse de un lugar a otro.

HECHOS. El 1 de mayo del 2012 Esther Rivera, cansada de las agresiones físicas y psicológicas que era víctima por parte del padre de sus tres hijas decide irse de la casa, donde vivía desde hace 12 años con su conviviente (Juan Santillán Espinoza). Tras tomar la decisión de alejarse, la humilde madre de familia opta por ir a la vivienda de su hermana, el cual estaba ubicada en la calle Libertad, distrito de Baños, provincia de Lauricocha, pero en el trayecto resultó con dos heridas de bala.

Su pareja que en una oportunidad la había amenazado con matarla, la siguió y cuando estaba en una zona oscura disparó dos veces para luego huir con rumbo desconocido. Minutos después, la agraviada que estaba inconsciente fue auxiliada por su hermana Nacy Claribel, quien la trasladó al centro de salud del lugar, donde recibió los primeros auxilios para luego ser evacuada al hospital Hermilio Valdizán. Fue evacuada a Lima, donde la sometieron a varias intervenciones quirúrgicas para volver a caminar, pero no recuperó la movilidad por completo.

Algo más +

El día que fue capturado Juan Romel Santillán Espinoza aceptó haber disparado a la madre de sus hijas en un ataque de celos, pero luego negó argumentando que fue obligado por la policía para auto inculparse.

Leer Anterior

Perú, principal exportador mundial de carne de cuy

Leer Siguiente

Investigan a dos mujeres por tráfico de drogas

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *