Policías, fiscales y familiares regresan a la escena del crimen

RECREARON CRUEL ATAQUE QUE SUFRIÓ LA PEQUEÑA YEISA

A cuatro días del hecho criminal peritos de criminalística, agentes de homicidios y fiscales regresaron a la escena del crimen para recrear técnica y científicamente el antes, durante y después del ataque de la pequeña Yeisa Adelaida de tan solo cinco años que fue violada, acuchillada y su cuerpo arrojado a una pendiente en el poblado de San Juan de Marambuco, distrito de Santa María del Valle. El equipo que inició su trabajo a las 3:30 de la tarde, culminó la diligencia de inspección técnico policial pasada las 7:30 de la noche.

Al igual que en la diligencia de levantamiento del cadáver, los investigadores hallaron restos de sangre que serían de la menor y del homicida. También analizaron la escena del ataque de todos los ángulos para poder conocer por donde fue sacada la niña, sin que ninguna persona pueda ver. Iniciaron el recorrido en la casa de la familia Caico Rivera, estuvieron en el lugar donde la menor fue vista por última vez, luego avanzaron por el baño, la chacra de alfalfa para llegar al borde de la pendiente, donde Yeisa habría intentado zafarse de su agresor, pero sin resultado.

A pesar de no tener fuerzas, la niña habría luchado incluso gritado, pero como la orquesta a esa hora estaba tocando huaynos y la genta bailando, nadie escuchó sus gritos. El atacante tapó la boca de su víctima mientras bajaba su pantaloncito jean celeste y su media panti rosada y es en ese forcejeo es que una de las botitas queda en el lugar, donde fue hallado al día siguiente. En su intentó por ultrajarla, el monstruo dejó caer su gorro mostaza y al ver que la pequeña luchaba por su vida, cogió el cuchillo o puñal para introducirla en la parte izquierda del tórax.

Moribunda la arrastró medio metro, donde le habría cogido por la espalda y arrojado a la pendiente de unos 4 metros de altura, donde cayó en posición decúbito dorsal con sus piernitas abiertas y es donde permaneció hasta el día siguiente que su madre la encontró luego que la cocinera de la fiesta mostró la botita marrón que había encontrado mientras realizaba sus necesidades fisiológicas.

HOMICIDA. Mientras la policía y fiscalía reúne todas las evidencias sobre lo ocurrido en la fiesta costumbrista en honor a la virgen del Rosario, Mexico Abel Arratea Allpas (23) continúa prófugo de la justicia. En la diligencia de allanamiento realizado en la casa que compartió hasta el lunes con su conviviente, las autoridades encontraron el buzo que Mexico utilizó el 13 de octubre, prenda que tenía manchas de sangre.

El buzo y la gorra serán remitidos a laboratorio de criminalística en Lima, porque Huánuco no tiene un laboratorio hecho que dificulta conocer en corto tiempo los resultados de los análisis a las huellas, prendas, restos, etc., hallados en la escena del crimen, no solo en el caso de la pequeña Yeisa Adelaida, sino en todos los casos de muertes violentas.

Algo más +

Familiares, amigos y pobladores piden a los padres y hermanos de Mexico Arratea Allpas que viven en Huánuco y Cochagora (Churubamba) entregarlo a las autoridades para que responda por su salvaje ataque contra una niña inocente que empezaba a vivir y no tenía culpa alguna.

Leer Anterior

Los problemas limítrofes entre Huánuco y Pasco llevan 24 años  

Leer Siguiente

Neutralizan elaboración de 50 kilos de pasta básica de cocaína

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *