Piden revisar sentencia de agricultor preso ‘injustamente’ 

A las 10:00 de la mañana en la sala de audiencias del penal de Potracancha, los magistrados de la Sala Penal de Apelaciones escucharán y analizarán los alegatos de defensa de Raúl Miler Beraún Cabrera (37) sentenciado a 15 años de pena privativa de la libertad por los delitos de tráfico ilícito de drogas e ingreso indebido de equipos o sistemas de comunicación a un centro de detención o reclusión. La sentencia número 41 emitido el 20 de marzo del 2017 por los jueces Walter Dávila Jorge, Juan Fernández Vásquez y María Velarde Santamaría, fue apelado por la defensa del padre de familia.

Vicenta Alberto Rojas, esposa de Miler que vive en el caserío de Chicchuy, jurisdicción del distrito de Amarilis junto a sus seis hijos espera que los magistrados de la Sala revisen el caso porque durante las diligencias de investigación hubo muchos vacíos, las personas que deberían estar presas están libres mientras que su esposo está sentenciado a 15 años de cárcel por un delito que supuestamente no cometió.

 

HECHOS. El 2 de febrero del 2015 a las 3:30 en circunstancias que Raúl Miler Beraún Cabrera apresurado ingresaba al penal de Potracancha para visitar a su yerno Edgar Espinoza Reyes en la puerta de ingreso fue abordado por dos mujeres quienes le preguntaron a qué pabellón iba a ingresar y ante la respuesta que al 5, le pidieron por favor entregar una bolsa conteniendo fideos, arroz y papas a su pariente cuyo nombre estaba escrito en un papel.

Sin imaginar que dicha bolsa contenía cosas ilícitas, el padre de seis hijos con tercer grado de educación secundaria aceptó. Al ser revisado por personal del Inpe, hallaron camuflados dentro de las 13 papas 390 gramos de marihuana, dos celulares, un chip, seis cargadores y diez conectores de equipos de comunicación. Desde el inicio, Raúl Beraún, dijo que la bolsa no era suya sino que era un encargo para un interno que estaba en el mismo pabellón que su yerno. Pidió que revisen su bolsa donde hallaron dos platos de pachamanca, gaseosa y plátano, pese a ello fue detenido, encarcelado y sentenciado.

La Asociación Nacional de Familiares de Injustamente Procesados y Sentenciados (Anfaips) representado por el abogado Jhon Nalvarte, denunció a los fiscales y al juez por los delitos de prevaricato, abuso de autoridad, omisión de actos funcionales y encubrimiento personal por no realizar una exhaustiva investigación sobre los hechos que conllevaron a la sentencia a su patrocinado.

Con las diligencias realizadas por la policía y fiscalía determinaron que la bolsa que las mujeres entregaron al ahora sentenciado tenía el nombre de Asis Félix Echevarría. También identificaron a Yaneth Grijalba Sánchez y María Luz Sánchez Álvarez, quienes son esposa y suegra del detenido Asis Echevarría. Sin embargo ninguno de los tres fue incluido en la investigación, tampoco hubo acusación solo fueron considerados como testigos.

Algo más

La esposa de Miler, espera que los magistrados evalúen el caso de su esposo porque sus hijos están abandonados, no asisten al colegio por falta de dinero.

Leer Anterior

“Marcas” asaltan 98,900 soles a empresario

Leer Siguiente

Capturan a poblador acusado de violar a su hija de 7 años

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *