Piden levantar secreto de comunicaciones de policías por muerte de universitario

 

El fiscal César Palli Calla de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco solicitó al Juzgado de Investigación Preparatoria de Amarilis, el levantamiento del secreto de las comunicaciones de los suboficiales Wilfredo Corrales Pino y Waldemir Segura Niño, investigados por la muerte del universitario William Llanos Sánchez (24). El requerimiento fue presentado a través de mesa de partes el 30 de noviembre del 2017, pero hasta ayer no había resultado si procedía o no el pedido.

Además de los números de celular de ambos efectivos, el fiscal incluyó los números de celulares de Llanos Sánchez, Gustavo Noreña Viscaya chofer de la miniván, Nelson Garay Santiago pasajero del trimóvil rojo y el ayudante de la miniván blanco de placa BOL-305 que el día de los hechos iba de Huánuco a Tingo María.

Mientras esperan la resolución del juez, la fiscalía que dispuso ampliar la investigación por 60 días deberá pronunciarse si continúa con el caso o archiva provisionalmente hasta la llegada de los resultados finales de la necropsia practicado al cuerpo del mototaxista enviados a criminalística de Lima.

En Huánuco, el médico legista Jorge Torres Saavedra, certificó como causa de muerte de William Llanos asfixia por sumersión, asfixia mecánica por estrangulación antebraquial y policontuso por terceros, cuyo resultado fue tomado en cuenta por el fiscal Palli Calla para iniciar investigación preliminar a dos miembros de la policía por el presunto delito de homicidio.

La finalidad del requerimiento es para conocer si antes, durante y después de los hechos hubo comunicación entre investigados y testigos.

HECHOS. El 11 de setiembre a las 5:10 de la mañana el trimóvil rojo 3154-1W conducido por Llanos Sánchez y la miniván blanca BOL-305 conducido por Gustavo Noreña protagonizaron un accidente de tránsito en la carretera Central, altura de Limonpampa. Mientras los choferes discutían de quien era la culpa, llegó al lugar un patrullero de la comisaría de Amarilis que decide intervenir en el caso y al poner resistencia, los policías optan por poner grilletes a Llanos Sánchez.

Según el parte policial, cuando el chofer del bajaj (William Llanos) era trasladado al patrullero huye del lugar y desaparece, dos días después su cuerpo fue hallado en el río Huallaga, aún tenía puesto las marrocas y el resultado de la necropsia hacen presumir a las autoridades de un presunto homicidio.

Leer Anterior

Paperos inconformes con atención a sus demandas, mantienen idea de otro paro

Leer Siguiente

Familiares buscan a obrero desaparecido

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *