Padre e hija mueren al caer vehículo a un abismo de más de 200 metros

ESPOSOS REGRESABAN DE HUARAZ A BAÑOS, DONDE TENÍAN SU COMERCIO

Domingo trágico. Un padre y su hija de siete años perdieron la vida de manera instantánea al caer a un abismo de más de 200 metros en la camioneta rural en el que viajaban. Su esposa y su hijo de 12 años resultaron heridos y fueron evacuados de emergencia al hospital de contingencia del Hermilio Valdizán.

El despiste y volcadura de la camioneta rural color rojo con negro, modelo Hiace, marca Toyota de placa H1I-713 ocurrió ayer a las 10:30 de la mañana cerca de Pacchatuna, poblado de Ucropampa, lugar ubicado a diez minutos del distrito de Baños, provincia de Lauricocha. El vehículo era conducido por René Aguilar Pineda (50) y como pasajeros viajaban su esposa Marleni Fano Alvarado (36), sus hijos Cren (12) y Brithney Jhucela (7).

Los esposos Aguilar Fano regresaban a Baños procedentes de Huaraz a donde habían viajado a comprar mercadería, porque eran comerciantes. Todo el viaje transcurría con normalidad hasta antes de llegar a Pacchatuna, donde un hueco en la carretera habría hecho que René pierda el control del volante por la excesiva velocidad en la que circulaba Al ser consciente que el vehículo caía al vacío, lo único que Aguilar Pineda habría hecho es intentar abrazar a la madre de sus hijos.

Cuando los moradores llegaron al lugar del accidente de tránsito, no pudieron hacer nada por René y su pequeña Jhucela, quienes yacían sin vida en medio del cerro, mientras que Marleni y el pequeño Cren con graves lesiones gritaban por ayuda.

Advertisement

“La señora pedía que ayuden a su hija y esposo, sin saber que estaban muertos”, dijo una de las personas que participó en el rescate de los heridos.

DILIGENCIA. Mientras Marleni y su hijo eran evacuados en ambulancias distintas a Huánuco, los cuerpos de su esposo e hija permanecían en el lugar hasta la llegada del representante del Ministerio Público que junto a policías de la comisaría de Baños realizaron la diligencia de levantamiento de los cadáveres. La de la niña fue entregada a sus abuelos y los restos de René Aguilar Pineda, fueron traídos a la morgue central, donde hoy serán sometidos a necropsia.

Algo más +

Familiares de los agraviados que llegaron al hospital informaron que el 28 de febrero, la pequeña Jhucela iba a cumplir siete años, vida que fue apagada por un trágico accidente de tránsito.

Advertisement

Leer Anterior

Sunass dio 15 días a Seda para corregir deficiencias

Leer Siguiente

Rescatan a dos personas que eran arrastradas por el Huallaga

RSS
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share
Telegram
Tiktok