Mujer sigue estafando con el cuento de mantener a sus hijos y nietos, desde hace ocho años

Hace ocho años, la historia o cuento de Margarita Alvina Valdivia Luis (43) era que su hijo Camilo Ascencio Valdivia (8) estaba internado en el Hospital del Niño en Lima, luego de sufrir quemaduras de segundo y tercer grado. A la fecha esta hábil estafadora, sigue haciendo de las suyas con incautas personas quienes, creyendo en su extrema pobreza, sus falsos hijos y nietos, están apoyándola con dinero, víveres e incluso ropa para niños.

En el 2017 Valdivia Luis fue detenida en Pasco por registrar una orden de captura dictada por el Juzgado Penal de Juanjuí que lo requería por el delito de estafa y por un buen tiempo dejó de hacer de las suyas, pero desde la primera semana de diciembre del 2020, Margarita Alvina, quien vive junto a su esposo en la avenida Alfonso Ugarte 244 del Pueblo Joven Las Moras, está aprovechándose de la solidaridad de las personas con el cuento que tiene tres nietos y dos hijos.

Desde el 18 de diciembre del 2020 que una joven publicó en el Facebook su fotografía acompañada con una historia que la hábil mujer contó para llamar la atención, Tu diario hizo un seguimiento a Margarita, quien para evitar ser descubierta aduce que vive por las Tres Cruces, donde no llega carro. En días diferentes y con números de celulares diferentes, llamó al 970045975, siendo atendida por Margarita o también conocida como ‘Zoila’.

Para la redactora de Tu diario, Valdivia Luis, natural del distrito de Pachas, es conocida porque en varias oportunidades fue puesta al descubierto de su mentira, pero pese a ello sigue en lo mismo. Simulando tener víveres para llevarla a su casa, preguntamos con quienes vive, y ella que, está acostumbrada al engaño dice con sus tres hijos, otro día dice dos, pero jamás menciona a sus nietos.

Cada día que Tu diario llamó al número de celular Margarita cambia de versión, primero dijo que su hija murió dejando a tres menores, luego dice que vive con sus tres niños, otro día dice que solo dos y al pedirles sus nombres y edades dijo Eldo (3) y Sajid (6), pero dichos menores sólo existen en su imaginación que utiliza para pedir dinero no sólo a las amas de casa, sino a instituciones públicas.

En varias oportunidades, la estafadora fue puesta al descubierto y denunciada, pero al parecer no entiende y sigue haciendo de las suyas, por lo que los vecinos de Margarita cansados de su accionar delincuencial piden a la policía y fiscalía investigarla, porque todo el tiempo es lo mismo.

A ninguno de los colaboradores de Tu diario que la llamaron para sacar información, quiso dar su dirección exacta, diciendo que vivía por la capilla de Puelles, donde ninguno de los vecinos la conocen.

Advertisement

Leer Anterior

Ponen en funcionamiento hogar protegido para personas con problemas de salud mental

Leer Siguiente

Policía clausura fiesta de quinceañera en el que participaban 72 personas