Mamá de comerciante desaparecido tras ser intervenido por violencia familiar, pide ayuda para ubicar vivo a muerto a su hijo

“Quiero que me ayuden a buscar a mi hijo, necesito saber qué pasó con él por favor”, dijo entre lágrimas Elena Adriano Beteta, quien desde hace nueve días busca al tercero de sus cinco hijos que desapareció de las instalaciones de la comisaría de Rancho a donde fue trasladado por policías del Puesto de Auxilio Rápido (PAR) de Santa María del Valle, tras ser intervenido por una denuncia de violencia familiar.

La desesperada madre de familia, ayer junto a policías del equipo de homicidios del Departamento de Investigación Criminal llegó a Rancho para realizar la inspección en el lugar, pero llamó la atención que ningún fiscal estuvo en la diligencia. A su salida, la desconsolada madre de familia, pidió saber qué pasó con Elmer Idelfonso Adriano a quien quiere ubicarlo vivo o muerto para que su corazón deje de sufrir.

Asimismo, requirió a los investigadores interrogar de manera minuciosa a Tedy Mavel Encarnación Quintana, quien era su pareja sentimental y con quien constantemente tenía discusiones, incluso una semana antes de que su hijo desaparezca, supo que ya habían terminado la relación. “Más de ocho días que mi hijo está desaparecido y las autoridades no hicieron nada hasta hoy (ayer) que el caso fue hecho público”, declaró.

Aprovechando la presencia de Tu diario, familiares del comerciante denunciaron que en la comisaría de Rancho el 30 de marzo no quisieron recepcionar la denuncia por desaparición argumentando que debía pasar 48 horas. “Creemos que los policías están ocultando información, porque, primero llaman a mi mamá insistentemente para que recoja el auto que manejaba mi hermano, luego quisimos poner la denuncia, pero dijeron que no hasta que aparezca y a tanta insistencia recién el 31 pudimos interponer la denuncia y desconozco si el instructor a cargo cumplió con emitir una nota de alerta”, comentó Cristina.

Advertisement

FUGA. Los suboficiales Guian Gómez Rojas y Jernobi Justo Machado, el 26 de marzo llegaron al sector Vado, distrito de Churubamba, para intervenir el caso de violencia familiar en la que habría estado involucrado el también taxista. Instantes que ponían a disposición en la sección de familia, Elmer Idelfonso, quien habría estado ebrio aprovechó un descuido para saltar por la venta de la oficina de secretaria.

Desde la ventana hasta el río Huallaga hay una distancia de unos 15 metros y está lleno de pequeños árboles, hecho que pudo amortiguado la caída del fugitivo y como era de noche avanzó unos metros hasta caer al río Huallaga. 

ALGO +

El automóvil plata, marca Hyundai, modelo Accent de placa C1C-099 que era conducido por el comerciante, fue encontrado en la puerta de la comisaría, evidenciando que Idelfonso Adriano si llegó a la dependencia policial.

Advertisement

Leer Anterior

Joven de 21 años es detenido por intentar matar a su exconviviente

Leer Siguiente

Director de Defensa Civil niega que empresa, que gano licitación del GRH, sea de su hijo