Liberan a huanuqueña que ingresaba 9 celulares a penal de máxima seguridad    

Argumentando inconcurrencia en los presupuestos del artículo 268 de Código Procesal Penal, desconocer los números de celulares y hasta que realizan diligencias de alta tecnología para saber a quienes corresponde cada número, la fiscal provincial Soledad Cruz Ticona de la Fiscalía Provincial Mixta de Huayllay dispuso liberar a Lizbeth Mirelly Maylle Valladares (32), quien el 17 de noviembre fue sorprendida cuando pretendía ingresar al penal de Cochamarca, en Pasco con nueve celulares de diferentes modelos y marcas que camufló en su cintura.

La providencia fiscal causó malestar en la policía y personal de seguridad del Inpe que trabajan de manera coordinada para hacer frente a los delincuentes que operan desde las cárceles del Perú y más aún al tener información confidencial que los equipos móviles que les fueron incautados a Maylle Valladares estaban dirigidos a prontuariados y peligrosos delincuentes entre ellos Oscar Rodríguez Gómez apodado el “Turbo” considerado por la DEA como uno de los narcotraficantes más poderosos del Perú.

“Por cada celular le iban a pagar 5 mil soles a la señora que llegó desde Huánuco contactada por avezados delincuentes, pero lo dispuesto por la fiscal nos causó sorpresa”, dijo un agente del Inpe que al igual que sus colegas cuestionan la decisión de la fiscal y piden que la Oficina Desconcentrada de Control Interno del Ministerio Público investigue el caso, porque mientras unos capturan en flagrancia delictiva otros los devuelven a las calles para seguir delinquiendo.

 HECHOS. El 17 de noviembre a las 12:37 del día, personal de seguridad del Inpe sorprendió a Lizbeth Mirelly cuando pretendía ingresar al penal de Cochamarca con nueve celulares que camufló en su cintura. La hábil mujer tenía planeado visitar a su conviviente Miguel Ángel Silva Manrique recluido en el pabellón A-2 del régimen especial, tras ser sentenciado a cinco años de cárcel por el delito contra el patrimonio en la modalidad de hurto agravado.

Algo más

Pedro David Pérez Miranda apodado “Peter Ferrari” considerado por la policía como el capo del oro en Perú, Manuel Pérez Gutiérrez “Gringasho”, son algunos de los delincuentes que están detenidos en el penal de Cochamarca.

Leer Anterior

César Chacón alista a huanuqueños para enfrentar a Selección

Leer Siguiente

Capturan a “Los intocables de Huánuco”, entre ellos tres policías

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *