Iracundo intentó explotar balón de gas para matar a su familia

Las agresiones contras las mujeres no cesan. Yulfo Loyola Cori (49) estuvo a punto de hacer explotar un balón de gas con la intención de matar a su conviviente y sus tres hijos. El hecho ocurrió en el asentamiento humano Cabrito Pampa Mz. B, Lte. 15.

El caso fue presentado ayer en audiencia pública por el representante del Ministerio Público que solicito nueve meses de prisión preventiva para el hornero de pollos. En la diligencia, el fiscal expuso la forma y circunstancias de como Loyola Cori golpeó e intentó acuchillar a Malia Salvador Isidro (42) frente a sus hijos de 10, 8 y 3 años.

Según la fiscalía, Yulfo Loyola, llevó a sus hijos a un recreo donde almorzaron, pero él decidió tomarse dos cervezas, luego regresó a su casa para seguir libando. Para llamar la atención de su pareja, de quien estaba separado hace dos semanas, hizo tomar a su hija de tres años, hecho que molestó a Malia, iniciándose una disución.

Mientras la madre de familia pedía que no grite porque sus hijos estaban asustados, Yulfo habría sacado su polo para luego coger dos cuchillos de cocina. La niña de 10 años al ver a su madre sobre la cama luchando con su padrastro, logró salir para pedir ayuda, pero el agresor optó por asegurar la puerta y sacó la válvula del balón de gas para intentar encender con un fósforo.

“Ahora vamos a morir quemados, vamos a explotar todos nadie va salir de acá”, gritó, mientras encendía el fósforo. Ante esa escena, los menores gritaban abrazados porque temían lo peor, pero la mujer logró sacar el cerrojo de la puerta para permitir el ingreso de su vecina quien las salvó.

Junto a sus tres hijos, Malia llegó a la comisaría de Huánuco para denunciar, pero por tratarse de un presunto caso de intento de feminicidio trasladaron a la agraviada al Departamento de Investigación Criminal, cuyos agentes en horas de la madrugada lograron capturar al agresor.

DISCULPAS. En la audiencia pública al ser consultado por el juez Ángel Gómez Vargas, si tenía algo que decir en su defensa, el investigado pidió perdón por su violenta reacción, pero negó haber intentado matar a su conviviente y sus hijos. “Solo fue una discusión, nunca tuve la intensión de matarla”, dijo.

Por su parte la agraviada, pidió garantías para su vida y de sus hijos, porque no es la primera vez que es violentada por Loyola Cori, con quien convive desde hace seis años.

Leer Anterior

Colombiano Aponza ya está habilitado para jugar ante Ayacuhco FC

Leer Siguiente

Pretenden invadir centro arqueológico Huayrayna

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *