Fiscal pide cadena perpetua para acusado de feminicidio y parricidio

Culminado las diligencias preliminares, la fiscal Julia Mellado Salazar de la Quinta Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco formuló acusación contra Wilder Espíritu Deza por la presunta comisión de los delitos de feminicidio con agravantes en agravio Jhudith Chagua Alminco (16) y parricidio también con agravantes en agravio de Heydi Espíritu Chagua de un año y dos meses de nacida y por el cual está solicitando la pena máxima de cadena perpetua.

En la investigación que consta de 52 páginas está los elementos de convicción que fundamentan la acusación y los medios de prueba como son declaraciones de testigos, peritos, entre otros. Está pendiente que el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco resuelve el requerimiento fiscal para ser remitido al Juzgado Penal Colegiado que programará el inicio de juicio oral.

HECHOS. El 9 de febrero del 2017, Wilder Espíritu llamó por celular a la menor Judith Chagua, quien vivía con sus padres en el distrito de San Pablo de Pillao y pidió encontrarse en horas de la tarde en Acomayo. La adolescente sin imaginar las malas intenciones del padre de su hija de apenas un año y dos meses de nacida aceptó y luego de pedir permiso a su mamá Maila Alminco Durand cargó en la espalda a su pequeña y acudió a la cita al promediar 6:00 de la tarde. Casi una hora después Espíritu Deza, habría dado el alcance en la intersección de los jirones 2 de enero y Huallaga, luego abordaron un trimóvil que los trasladó hasta el poblado de Cochas y tras bajar del vehículo iniciaron su recorrido por un camino de herradura hasta la zona de Tingo Pampa.

Wilder Espíritu que era 12 años mayor que la adolescente habría pedido bajar unos 10 metros a la orilla del río Huallaga con la intención de tener relaciones sexuales, pero luego de discutir el exobrero de la municipalidad de Chinchao habría aprovechado un pequeño descuido para empujar a la joven madre de familia al río, pero como la menor y su pequeña cayeron sobre piedras y no eran arrastrados Wilder saltó y mientras la niña padecía levantarse volvió a empujarlas a las caudalosas aguas, desapareciendo para siempre.

Tras perpetrar el execrable crimen regresó a su casa y continúo haciendo su vida como si nada hubiese pasado. Al día siguiente Maila llamó al celular de su hija, pero estaba apagado por lo que empezó a preocuparse y tres días después acudió a la comisaría a denunciar la desaparición de su hija y nieta. Los policías dirigidos por el superior PNP César Arias Magallanes en una oportuna intervención capturan a Espíritu Deza, quien al inició negó haber visto a las menores, pero al ser sometido a un intenso interrogatorio terminó confesando y guio a los policías hasta el lugar donde las arrojó al Huallaga.

En la escena, los policías hallaron una bolsa negra conteniendo las prendas de vestir de la pequeña Heydi así como también las sandalias negras de la adolescente que confirmaban que Wilder decía la verdad. El 15 de febrero el cuerpecito de la niña de un año y dos meses fue hallado en la laguna de embalse de la Central Hidroeléctrica Chaglla, pero hasta la fecha el cuerpo de Jhudith Chagua Alminco no es hallado, por lo que su madre (Maila) pide a las autoridades no cesar en la búsqueda.

En una entrevista que dio hace semanas para Tu diario, la humilde madre de familia, dijo que sospechaba que su hija pudo ser asesinada y enterrada en algún lugar de Chinchao y que Wilder no habría actuado solo, sino habría tenido su cómplice.

ALGO +

Wilder Espíritu Deza está detenido en el penal de Potracancha desde agosto del 2017 que fue detenido en Panao, luego que el Ministerio del Interior ofreció 25 mil soles por su ubicación y captura.

Leer Anterior

Gral. PNP Lam Almonte: La percepción de inseguridad bajó en 3.5% en Huánuco

Leer Siguiente

Investigan crimen de poblador que fue degollado

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *