Fiscal pide 14 años de cárcel para falsa cirujana plástica

Luego de la diligencia de control de acusación que estuvo a cargo del juez Nivar Trejo Lugo del Juzgado de Investigación Preparatoria Transitoria de Huánuco, el caso de la falsa cirujana quedó lista para pasar a juicio oral que estará a cargo del Juzgado Penal Colegiado.

El Ministerio Público imputa a Carola Pinedo Vásquez (55) “La cirujana” como autora de los delitos de estafa agravada y ejercicio ilegal de la medina por lo que está solicitando 14 años de prisión efectiva. Mientras que para Flora Tatiana Olivero Pinedo (27) conocida como “Tati” y Fredy Hans Vilchez Machuca (37) “Pepe” considerados cómplices primarios pide la imposición de siete años y cuatro meses de cárcel efectiva.

Y con relación a reparación civil son 53 mil soles las cuales serán pagadas como sigue: 51,500 soles para la agraviada de iniciales D. I. C., y 1500 para el Ministerio de Salud. Carola, Tatiana y Fredy están recluidos en el penal de Potracancha, tras ser capturados en un operativo encubierto realizado en junio del 2016. Meses después “Tati” salió con semilibertad, pero volvió a cometer el mismo delito provocando a muerte de una madre de familia.

HECHOS. Carola Pinedo desde el 2012 junto a su pareja e hija realizaba operaciones quirúrgicas de liposucción, implantes de pechos, rinoplastia, tratamientos médicos con suministración de fármacos, entre otros en el centro médico “Body Ligth Center”, el cual estaba ubicado en el jirón General Prado 681 a media cuadra de la Plaza Mayor de Huánuco. Pese que el local no estaba registrado en SUNAT y Sunarp era promocionado con un cártel grande.

Es así, que el 5 de noviembre del 2012, la agraviada natural de Cerro de Pasco tentada por el anuncio decide ingresar al local y es atendida por Carola, quien le explica el procedimiento quirúrgico indicando que iba a quedar regía. Acuerdan realizar la supuesta operación a cambio de 5 mil soles para el 10 de noviembre.

Llegó el día, la madre de familia ingresó a la supuesta sala de operación, donde estaban “Tati” y “Pepe” supuesto médico y su ayudante, le indicaron que iban a extraer grasa del abdomen y brazos para luego ponerlo en sus glúteos, pero como no tenía mucha grasa le suministró un líquido que supuestamente la dejaría regía, la operación duró tres horas y al verse hermosa, la víctima regresó a los 10 días para recibir masajes. Desde la intervención quirúrgica pasó un año, cuando la agraviada empezó a sentir dolores por lo que optó por regresar al local y la falsa doctora recetó dos tipos de pastillas para calmar sus dolencias que cada vez eran más frecuentes y fuertes.

Y como los dolores persistían, Pinedo Vásquez, le indicó que su cuerpo no estaba evolucionando por lo que tendría que extraer la grasa y es lo que hizo. Desde el 2012 al 2015, la madre de familia fue operada hasta en cinco oportunidades, pero como los dolores eran cada vez más constantes acudió al hospital de la Solidaridad en Lima, donde el médico que la atendió solicitó que saquen una placa radiográfica descubriendo que tenía aceite de avión y que su vida corría peligro.

Al sentirse estafada, la agraviada denunció el caso en el Departamento de Investigación Criminal cuyos agentes en coordinación con el Ministerio Público pusieron en marcha un operativo para atrapar con las manos en la masa a la falsa cirujana. El operativo fue realizado el 24 de junio del 2016 en el tercer piso del inmueble ubicado en el jirón Libertad 668. Al ingresar a uno de los ambientes, los investigadores hallaron recostada sobre una camilla metálica a la agraviada de iniciales D. I. C., quien a simple vista presentaba un corte de unos tres centímetros en el glúteo izquierdo.

En la clínica clandestina, las autoridades hallaron equipos médicos como: soporte de suero metálico, un aspirador, un tubo de aspiración, lámpara de cuello de ganzo graduable, una riñonera, camilla metálica, piezas quirúrgicas, pinzas, tijeras, guantes, alicates, bisturíes, entre otros accesorios las cuales fueron incautados y trasladados a la sede policial.

ALGO +

Tatiana Olivero Pinedo fue sentenciada por la muerte de la universitaria Jhammina Elena Soto Victorio (32) a quien en enero del 2018 le practicó una liposucción provocándole una infección generalizada.

Leer Anterior

Choque de autos en la vía Central deja varios heridos

Leer Siguiente

Capturan a sospechoso de disparar y matar a su ex

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *