Familiares y moradores sepultaron restos de madre e hija que murieron por falta de atención médica

Ayer en la tarde, en medio de dolor y lágrimas de sus familiares que en su mayoría son quechua hablantes, los restos de Lourdes Aroni Campos (20) y su feto de ocho meses de gestación que no pudo nacer a tiempo por falta de atención, fueron sepultados en el cementerio del poblado de Santa Rosa de Pata en la lejana provincia de Puerto Inca. El deceso de la gestante y su bebé ha causado tristeza en los cerca de 500 habitantes que viven olvidados de las autoridades.

En comunicación telefónica con Tu diario, un poblador de la zona cuyo nombre guardaremos en reserva, dijo qué sí, en el puesto de salud satélite y de precaria construcción hubiera habido equipos como es el ecógrafo, el diagnóstico hubiera sido oportuno y a Lourdes pudieron haber salvado la vida.

“La joven junto a su papá fue a hacer compras al kilómetro 86 y es donde habría antojado y al regresar empezó a sangrar, la llevaron al puesto de salud, donde estuvo internada más de un día y como no tenían ecógrafo no podían saber si la bebé estaba muerta, hasta que finalmente decidieron evacuarla. Como Tingo María está más lejos, optaron por enviarla al centro de Neshuya, luego la llevaron al hospital de Pucallpa, donde lamentablemente falleció a causa de una infección generalizada”, dijo.

Asimismo, informó que el puesto de salud es precario y el personal no estaría calificado para atender casos como el de Lourdes Aroni, quien luchó por sobrevivir, pero la sepsis que habría generado tras la muerte de su bebé en el vientre causó su deceso. “Pedimos al gobernador Antonio Pulgar que visite Santa Rosa de Pata para ver in situ las necesidades que tenemos”, dijo el morador al tiempo de asegurar que están olvidados a su suerte.

Advertisement

Leer Anterior

Estudiantes podrán competir con proyectos innovadores en ciencia y tecnología

Leer Siguiente

Juez dispone 18 meses para dos hermanos investigados por feminicidio