Estudiante universitaria desaparece y familiares creen que fue asesinada

Los restos de sangre hallados en la ducha, pared de la casa y cerca al inodoro hacen presumir a los familiares que Josselyn Preseylla Navarro Alvarado (24) fue asesinada por su padrastro identificado como Edvin Guevara Ramírez (64), quien hasta anoche estaba no habido.

En comunicación telefónica con Tu diario, Damni Alvarado Ruíz (47) contó que la mayor de sus dos hijos está desaparecida desde el 6 de marzo y pese que existen evidencias de un posible homicidio, la fiscalía no dispuso la detención del principal sospechoso que hasta hace dos días estaba acudiendo a las citaciones de la policía, pero cuando le pidieron que entregue sus sandalias, trusa, polo y otras prendas de vestir simplemente desapareció.

Informó que la tarde del sábado, peritos de criminalística de Huánuco llegaron a su casa ubicada en la cuadra seis del jirón José Pratto, en Tingo María para recoger muestras y hacer prueba de luminol. “Me dijeron que el resultado estará listo en una semana y hasta esa fecha mi hija donde ya estará, necesito que me ayuden, la policía debe obligar a decir dónde está mi ‘ñañita’, porque él fue la última vez que la vio”, dijo la madre de familia al tiempo de informar que desde hace cuatro años convive con Guevara Ramírez.

Contó que el día de la desaparición de Josselyn, ella salió a las 8:30 de su vivienda con dirección al mercado, donde tiene un puesto de venta. Edvin, le habría ayudado a llevar sus cosas a bordo de su motocicleta para luego volver y llevar a Genaro Flores Alvarado (22) a la universidad. “Mi hija estaba en casa alistándose para ir a estudiar inglés, pero no entiendo que pasó, cuando mi hijo regresó a eso de las 11:00 de la mañana encontró a su padrastro supuestamente duchándose y su cartera de mi hija estaba dentro de una bolsa blanca puesta encima de la cama de mi conviviente, cosa que le llamó la atención y ante la pregunta donde estaba la ‘ñaña’, le dijo que había salido”.

La madre de familia continúa con su relato. Desde la ducha, Edvin habría pedido a Genaro (su hijo) ir al mercado para comprar para el almuerzo, pero al cabo de unos 20 minutos regresó con las compras y ya no estaba, tampoco la bolsa blanca conteniendo la cartera. “Cuando mi hijo fue al baño encontró sangre en la ducha, piso, y pared por lo que me llamó para contarme que Josy no estaba. A eso de las 2:00 de la tarde, mi pareja regresó a la casa y luego de unos minutos vuelve a salir diciendo que iría a una fiesta de cumpleaños, regresando al día siguiente”.

La comerciante, explicó que por orientación de la policía no le reclamó a su conviviente. “Solo le pregunté si mi hija antes de salir de la casa le dijo algo, me respondió que le había solicitado su propina y que le dio 50 soles, hecho que me pareció extraño porque mi ‘naña’ jamás le pidió dinero a su padrastro. El tiempo que estuvo estudiando ingeniería ambiental en la UNAS, yo era la única que le daba sus propinas”, refirió.

Asimismo, informó que junto a su familia que llegó de Saposoa, provincia de Huallaga, San Martín está buscando a la joven universitaria que hoy cumple seis días de desaparecida. Ayer llegaron hasta Supte San Jorge.

Leer Anterior

Detienen a sentenciado a cadena perpetua

Leer Siguiente

Entregan certificados a mujeres capacitadas en confección textil

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *