Delincuentes armados hieren de bala a escolar de ocho años  

ATAQUE OCURRIÓ EN EL LEJANO POBLADO DE QUERAPAMPA

A sus cortos ocho años, Julio Maycol Ponce Berrospi conoce el dolor provocado por un grupo de delincuentes que ingresaron a la casa de su abuela para robar sus pertenencias y animales de corral. El caso que es investigado por la Quinta Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco y el equipo de homicidios del Departamento de Investigación Criminal ocurrió la noche del 4 de noviembre en el lejano poblado de San Cristóbal de Querapampa, jurisdicción del distrito de Santa María del Valle.

Félix Ponce Azado (19), quien auxilió al menor herido dijo a las autoridades que el intento de homicidio contra el alumno del primer grado de educación primaria fue perpetrado por cinco hombres armados que ingresaron a su casa ubicada en el sector de Ranraca. Indico que al promediar 10:30 de la noche al escuchar los ladridos de sus perros salió a la ventana a ver lo que pasaba y observó a las personas, por lo que junto a su mamá Cristina Azado decidió huir dejando al niño dormido.

Horas después al percatarse que los ladrones no estaban en su vivienda regresaron y encontraron llorando al menor que tenía una herida en la quijada y estaba sangrando. De inmediato cargó a su sobrinito y caminó varias horas para salir a la carretera que conduce al poblado de Patay Rondos, distrito de María, provincia de Dos de Mayo. Esperó por casi dos horas el carro para luego trasladar inicialmente al centro de salud del Valle, pero por la gravedad de su herida fue evacuado al hospital de contingencia del Hermilio Valdizán.

El médico de turno que atendió al escolar diagnosticó fractura de mandíbula por proyectil de arma de fuego (disparo) y dispuso su referencia al hospital del Niño en Lima para recibir tratamiento especializado y reconstruir su quijada.

AYUDA. Pastor Azado Ponce, contó que dejó al tercero de sus cuatro hijos al cuidado de su mamá y hermano, porque él estaba en Huánuco acompañando a su esposa e hijo de nueve meses que recientemente fue operado. “A las personas de buen corazón pido que me ayuden porque van a llevar a mi hijo a Lima y ahí no tengo familia, no conozco a nadie, no entiendo porque tiene que pasarnos estas cosas, primero mi hijo que nació con una malformación y ahora hirieron a mi pequeño”, dijo entre lágrimas el padre de familia.

Al cierre del informe, el menor no era evacuado y estaba en observación en el servicio de emergencia.

Algo más +

El fiscal Merlin Pozo Campos acompañado de un médico legista llegó al servicio de emergencia para preguntar por el estado de salud del menor.

Leer Anterior

Discordias en Acción Popular por elección de candidatos

Leer Siguiente

Fiscal sustenta acusación para exalcalde, exfuncionarios y empresarios

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *