Casi linchan a policías confundiéndoles con delincuentes

Los suboficiales Percy Rojas Chuquillanqui, Gheinner Soto Rodríguez, Jhenn Ortega Parra, Khaterine Fuster Maldonado y el civil Deivis Cervantes Cruz salvaron de ser linchados por una turba de enardecidos pobladores que salieron de sus casas ante el toque de campana en el poblado de Tambogán, distrito de Churubamba. Los agentes del Grupo Terna llegaron al lugar de madrugada a bordo de un vehículo station wagon blanco maraca Toyota sin placa de rodaje, hecho que llamó la atención de los moradores que decidieron organizarse creyendo que eran delincuentes comunes dedicados.

Instantes que los policías vestidos de civil regresaban del caserío de Pagsha, donde habrían capturado a Jacobo Ramírez Francisco (44) requisitoriado por tráfico ilícito de drogas, los pobladores bloquearon la carretera a la salida del poblado de Tambogan y luego de pedir explicaciones de su presencia en el lugar, los obligaron a bajar del vehículo para luego llevar a la casa comunal, donde los interrogaron. Pese que los agentes dijeron que eran policía, ninguno los creyó al contrario comenzaron a golpearlos, a tres de ellos les quitaron sus armas de fuego, mientras la suboficial Fuster Maldonado escondió su pistola en sus partes íntimas.

Pobladores detenidos acusados de encabezar la turba

Hombres y mujeres que portaban palos y piedras obligaron a Rojas Chuquillanqi, Soto Rodríguez, Ortega Parra y Fuster Maldonado a quitarse sus calzados y caminar con dirección al caserío de Pagsha, lugar ubicado a casi una hora de donde fueron retenidos contra su voluntad. Antes que les despojen de sus celulares, documentos personales y pistola marca Sig Sauer, uno de los policías logró enviar un mensaje a su jefe de unidad el teniente PNP Wilder Inga Buendía, quien por la cercanía del lugar habría solicitado apoyo a la comisaría de Rancho para ir a rescatar a los agentes secuestrados por la turba.

OPERATIVO. Enterados del secuestro de los policías, el comando policial dispuso la ejecución de un operativo con la finalidad de capturar a los autores y recuperar las tres pistolas calibre 9mm que les fueron arrebatados. Luego de interrogar a las autoridades de Tambogan, personal del Departamento de Investigación Criminal capturó en la localidad de Huallanca a Coqui Retis Corni (24) en cuya vivienda ubicaron el arma del Estado con número de serie 24B323574 que le fue asignado al Suboficial de Tercera (S3) Gheinner Soto Rodríguez.

Instantes que Retis Corni era trasladado a la camioneta policial, sus familiares y otros moradores intentaron rescatarlo por lo que los policías tuvieron que realizar disparos al aire para salir del lugar, razón por el cual no pudieron recuperar las otras dos pistolas que estarían en manos de los moradores conocidos como “Chaulan” y “Jorge”. En la Plaza Mayor de Tambogan, fueron detenidos Elmelero Tiburcio Daza (30) y Jorge Clemente Santillán (28) a quienes por disposición de la fiscal Nélida Colquehuanca Rodríguez de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco los trasladaron a la unidad especializada.

Coqui Retis, Elmelero Tiburcio y Clemente Santillán son investigados por los presuntos delitos de violencia y resistencia a la autoridad, secuestro y robo agravado por lo que en el futuro serían sancionados con penas que superan los 20 años de cárcel. Asimismo la fiscalía está solicitando al Grupo Terna un informe detallado el motivo de su presencia en horas de la madrugada en la zona de Tambogan.

ALGO MÁS

Debido que los policías actuaron de manera negligente sin tener un plan de operaciones, Inspectoría inició investigación administrativa disciplinaria a los cuatro suboficiales y el jefe de la unidad teniente PNP Wilder Inga Buendía por presunta infracción contra el servicio policial y contra la disciplina.

Leer Anterior

Modificarán convenio convenio con Vivienda para construir la PTAR

Leer Siguiente

Confirman sentencia por actos contra el pudor

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *