Autoridades salvan de emboscada por narcoterroristas

Personal de salud, un juez de paz, el asistente en función fiscal Juan Manuel Suárez Silva y los ocho policías de las comisarías de Llata y Jacas Grande, pasaron el susto de su vida tras ser embocados por una columna presuntamente narcoterrorista. El ataque ocurrió el 14 de setiembre (viernes) a las 8:00 de la noche cuando los policías estaban camino al caserío de Santa Rosa de Tulumayo, lugar ubicado entre la frontera de los distritos de Monzón y Arancay, en la provincia de Huamalies.

La finalidad del despliegue policial era realizar la diligencia de levantamiento del cadáver de Hermenegildo Ortega España, quien fue asesinado por presuntos remanentes de Sendero Luminoso al ser acusado de vender información o también llamado ‘soplón’.

“Salimos de Llata a las 2:00 de la mañana y a las 13:00 horas llegamos a Taso Pampa, cruzamos a pie el limite distrital y nos dirigimos por un camino de herradura rumbo a Santa Rosa de Tulumayo, caminamos atravesando chacras llenas de café y coca por casi ocho horas de subida y a eso de las 8:00 de la noche cuando descansábamos, porque estábamos agotados escuchamos disparos y es donde uno de los policías pide al juez de paz que saque al personal de salud y al asistente fiscal del lugar”, es el relato de uno de las personas que estuvo en el lugar.

Asombrado por todo lo vivido, refiere: “Los policías se quedaron a enfrentarse mientras nosotros corrimos en medio de la noche para salvarnos. Después de un buen rato decidimos esperar a los agentes que eran perseguidos por un grupo de hombres armados, fue terrible. Luego llegaron donde estábamos escondidos y juntos caminamos hasta llegar a Taso Pampa a eso de las 3:00 de la mañana, donde nos estaban esperando un contingente policial de la comisaría de Monzón y nos dirigimos a la dependencia policial para denunciar el caso”, narró al tiempo de aclarar que la denuncia lo hizo el fiscal adjunto Abel Chávez Asencios.

NO LOGRARON SU OBJETIVO. La caminata de más de ocho horas tenía la única finalidad de realizar la diligencia de levantamiento del cuerpo de Hermenegildo Ortega España, pero las autoridades no pudieron llegar al lugar porque en el trayecto fueron embocados por una columna presuntamente de narcoterroristas que utilizan la zona para sacar droga a través de mulas y mochileros.

“No pudimos llegar al lugar, porque cuando estábamos descansando antes de llegar a la cumbre es donde nos atacan y según el juez de paz que iba con nosotros faltaba unas cinco horas para llegar, donde supuestamente estaba el cuerpo del ajusticiado por los narcoterrosristas”, dijo la fuente de Tu diario.

ALGO MÁS

Al cierre del informe, el fiscal de Monzón no recogía el cuerpo de Hermenegildo Ortega, quien fue ahorcado en Santa Rosa de Tulumayo.

Leer Anterior

Inei convoca personal para Evaluación Censal de Estudiantes 2018

Leer Siguiente

Capturan a uno de los más buscados por homicidio 

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *