VIDA Y OTRAS CUESTIONES: Sadith Vela C.

 

¡Viva Jesús!

([email protected])

Estamos a días de celebrar navidad, 25 de diciembre fecha en el que se conmemora el nacimiento de Jesús. La fecha fue impuesta desde el siglo IV por la iglesia y se ha hecho costumbre en el mundo. Este es el mes en el que cantamos, o al menos lo hemos escuchado: “Noche de paz, noche de amor”, como diría Mafalda: “Antes de continuar, me gustaría saber si se entiende la letra”.

A todo esto, ¿Quién fue Jesús? Los Evangelios dicen que nació fruto del Espíritu Santo y se formó en el vientre de María y su padre terrenal fue José, creció en Nazaret y se formó carpintero por el oficio de su padre, en una modesta aldea, el joven Jesús mostró su interés por temas religiosos y sociales, entonces nadie imaginaba que él se estaba preparando para revolucionar la historia universal.

Xabier Pikaza un estudioso de la historia de Cristo, resume que, Jesús para unos fue solo un hombre recto, para otros, el hijo de Dios, para Roma, un incómodo caudillo que cuestiona el poder del imperio, en cualquier caso, tanto los Evangelios como los pocos textos históricos que se refieren a él, indican su faceta como agitador público de conciencias. En su edad madura  se dedicó a difundir conceptos de carácter ético, centrados en su opción personal y social a favor de los pobres y excluidos, no fundó un movimiento elitista, ni grupo de puros observantes como los fariseos, ni creó ningún tipo de guerrilla, optó por los marginados, hambrientos e impuros de su entorno, en una línea marcada por la justicia y la misericordia. Apareció entre la gente como un líder que brotaba luchando apasionadamente en circunstancias de gran cambio social, cultural y religioso. En ese contexto sus seguidores lo llamaron sanador especial y sus enemigos lo señalaron como peligroso porque se oponía al orden social.

Jesús en su época, fue un revolucionario, sencillo y solidario. Sin duda, fue un ser humano extraordinario, que trascendió a la eternidad, seamos cristianos o no, nos deja grandes enseñanzas de justicia, hermandad, de paz y amor.

Hay que ser apasionados como Jesús, y seguir su ejemplo para defender la verdad, la justicia y la paz en nuestro país y en el mundo, sobre todo en estos días, que no nos distraigan las compras o los regalos navideños,  tenemos el deber de vigilar cada acto de los 71 fariseos y demás coludidos  que hoy están en el Congreso y a la jefa de la fuerza oscura, ¡El país está primero! ¡Viva Jesús!

Leer Anterior

Ambo: incluirán papas en canastas navideñas de trabajadores municipales

Leer Siguiente

Transportistas protestan por alza de precio de gas y anuncian elevar pasajes

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *