SER Y PENSAR: Elmer Serna Roman

 

¿Te amo Perú?

Es impresionante observar a  la población en general de todos los niveles socioeconómicos y culturales,  que convergen en un solo pensamiento, a una sola voz, con entusiasmo desbordante adquieren y usan masivamente las camisetas de la selección y así otros símbolos patrios con sentimiento, orgullo y esperanza en espacios públicos y centros de trabajo, en verdad estamos más que sorprendidos. Es innegable la pasión por el futbol que se ha convertido en todo un fenómeno que escapa a un análisis crítico elemental y silvestre, todos nos sumamos así de ciegas por el futbol como representación de todo un país, en medio de esta coyuntura sería imposible hablar en contra de este torrente, nos traería impopularidad y demasiado riesgo. Pero no por ello dejare de decir lo que se tiene que decir, con el mismo animo de todos quienes queremos ver clasificada a nuestra selección en la Copa Mundial de Futbol Rusia 2018, con ese mismo sentimiento y actitud, no es correcto amar a nuestro Perú, solo por un partido de futbol, porque nos estaríamos olvidando  de  los graves problemas de nuestra clase política nacional y regional que se encuentran metidas en corrupción “Lava Jato”, las licitaciones amañadas en los gobiernos regionales, municipales, los sectores públicos como educación, salud, transportes, las universidades y otros. Para que se de esta situación nosotros mismos tenemos responsabilidad, con la complicidad de los: partidos, sindicatos, gremios y la sociedad civil,  para que se siga destruyendo a nuestro país, como puede ser posible que el Congreso proceda a exonerar de impuestos a las grandes empresas y corporaciones internacionales y mientras que a la empresa y pequeña empresa nacional SUNAT los agobia con impuestos y les imprime un control asfixiante. La creciente inseguridad ciudadana y la violencia social en espiral no hay quien los pare. Se suma a esta problemática los bajos recursos económicos destinados a un importante sector como es educación en un país que los políticos se ufanan en decir que trabajan por su desarrollo, destinando solo 3% del PBI, y así podríamos seguir describiendo la preocupante situación nacional. Reflexionando entre varias explicaciones les comparto una, quizás subjetivamente la mayoría de nuestro pueblo buscan un escape a estos problemas y atienden una ilusión y satisfacción efímera en un partido de futbol, pero tenemos que reaccionar y ser objetivos para entender que un partido de futbol no cambiará esta historia, y si propiciará que  malos políticos aprovechen esta coyuntura para ejecutar sus oscuros planes y el mundo comercial sumara mayores ganancias, pero la mayoría de peruanos seguirán en lo mismo. No es posible que sigamos siendo verdaderos hipócritas, amar al Perú ¡SI¡ pero luchando y cerrando filas para construir un país, sin corrupción, sin violencia, sin políticos corruptos a nivel nacional y regional, sin licitaciones amañadas en los  sectores públicos,  con mayor  presupuesto para educación y salud, y por supuesto también clasificados a la Copa Rusia 2018.

Leer Anterior

Pronied responde a denuncia de Tu Diario sobre deficiencias en colegio de 23 millones

Leer Siguiente

Conoce los detalles de la agenda del Papa Francisco en su visita al Perú

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *