PLUMA DOCENTE: Elmer Serna Román

Inminente censura

Este viernes 15 del presente mes, se cumple 9 meses de la  censura al ex ministro de Educación Jaime Saavedra, parece que el estigma lo persigue   a su sucesora ya que esta semana se decidirá la censura a la ministra Marilú Martens, a decir de argumentos sobran.

Luego de la huelga magisterial, queda como mensaje que la  educación nacional está en crisis, parece que los únicos que hasta ahora no pueden leer esta realidad son quienes integran el poder ejecutivo PPK y sus ministros, es penoso escuchar a nuestro Presidente decir que no es posible cumplir con el 6% del PBI, para la educación, y esta destinando solo 3%, miren como nuestros hermanos de Bolivia invierten 8.3% del PBI, y nosotros hasta cuando tenemos que esperar, que pasa con el actual gobierno no solo es débil sino insensible, no se trata de gasto sino es inversión y precisamente es ahí donde reside el punto de partida del grave problema de la crisis del sector educación.

Se suma a esta aguda realidad los constantes desaciertos de concepto y acción de la actual titular del sector, la contratación de funcionarios del ministerio como asesores, directores nacionales y puestos claves de profesionales de otras especialidades pero no de docentes, constituyendo una “elite de blanquitos” de las mejores universidades “pitucas”, que casi nada conocen de la realidad socio económica contextual de nuestro país.  Y qué decir de la formación en servicio se informa del Nro. de maestros capacitados como logros, pero no se habla de calidad de este proceso, acaso no es cierto que quienes los capacitan, los  monitorean, acompañan, los talleres, las redes casi todos en su gran mayoría son una pérdida de tiempo y es que no se contrata a personal calificado, con la complicidad de los gobiernos regionales que hicieron bolsas de trabajo contratando por clientelaje político a sus simpatizantes y amigos, salvo honrosas excepciones.

La perla más pesada es la evaluación del desempeño docente, los docentes no se oponen a la evaluación, pero tampoco en nombre de ella con las capacitaciones para los que desaprueben unos pocos esa “elite” se aseguren buenos millones, la evaluación debe darse si pero contextualizada y transparente. Otro problema es la Infraestructura educativa, la   realidad es angustiante las instituciones educativas son precarias de las zonas rurales andinas y de amazonia que deben ser también favorecidas igual que las instituciones emblemáticas, que por derecho les corresponde.

Otra situación  inconcebible, que para deslegitimar la protesta justa de los maestros ha utilizado viejas estrategias, tildándoles de terroristas, aquí hago un deslinde claro con aquellos sectores violentistas,  es más la mayoría de docentes incluso son  apolíticos.

Y así podríamos seguir argumentando la posible salida de la ministra, pues la problemática educativa nacional es enorme, pero por donde se lo mire la censura a la Ministra Marilú Martens es inminente. Queda entonces una gran tarea y de inmediato todos debemos impulsar un pacto político por la educación.

Leer Anterior

Roberto Refulio: “La tercera etapa de la vía Oyon – Ambo podrían declararlo inviable”

Leer Siguiente

Caso “vegaudio” podría quedar en nada según fiscal supremo de Control Interno

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *