OPINIÓN DOCENTE: Elmer Serna Román

 

Rumbo a las elecciones 2018: ¿méritos y valores de los precandidatos?

(Parte II)

La opinión anterior motivó variados comentarios de nuestros lectores, respecto  al tema planteado, pues faltando casi 12 meses para las elecciones al gobierno regional y gobiernos locales, se hace necesario generar un espacio de discusión  como aporte a la educación política de nuestro pueblo, en verdad casi todos coincidieron en tratar de manera crítica-reflexiva, sobre los méritos y valores que  deben ofrecer nuestros precandidatos al gobierno regional y gobiernos locales. Se observa que los diferentes movimientos regionales y los partidos políticos muchos de ellos con una precaria estructura organizativa porque nunca quisieron darle organicidad a sus movimientos regionales, los manejaron como una empresa personal  e incluso hasta como un club o grupo de amigos, salen hoy nuevamente de sus cuarteles de invierno, con el único objetivo de las elecciones 2018 y el interés por las candidaturas, se suma a esta problemática la trayectoria  de algunos personajes que incluso no tendrian ocupación definida, pero empiezan a merodear por diferentes tiendas políticas, algo así como si estuvieran “buscando empleo”, y es que de un tiempo a esta parte creo que ser gobernador, alcalde consejero o regidor se ha convertido en un buen empleo, algunos dicen que es la “suerte”, pero de qué?, sino veamos  casos de gobernadores y alcaldes, que no han escatimado esfuerzos para embolsillarse los recursos públicos y  muchos de ellos se encuentran hoy, procesados y sentenciados purgando penas en las cárceles, otros dirán pero ya aseguraron su futuro, podría ser.  Pero cuál es el papel de los partidos políticos y los movimientos regionales no solo deben moverse en época de elecciones, sino necesitamos de verdaderas instituciones políticas, para darle un efectivo soporte a nuestra todavía tierna democracia, ello implica que los precandidatos deben tener todo un perfil y para ser candidato deben ser elegidos en procesos electorales internos, etapa que pese a que la ley lo manda no lo cumplen, ojala que esta vez por lo menos se respete y no se vendan al mejor postor los cupos de gobernador, alcaldes y regidores, aunque parezca mentira creo que este festival ya empezó y se continua con estas malas costumbres. Hay quienes ya no son precandidatos sino ya candidatos, están ejerciendo cargos públicos, hasta allí todo está bien, lo preocupante es que desde ahí se estaría  articulando todo una estructura electoral, ojo mucho cuidado con el uso y abuso de los recursos del estado, porque si ponemos  la mirada a algunos de ellos, sus  “estrategias” expresan fundamentos de “el fin justifica los medios” parafraseando a Nicolás Maquiavelo, y para ello no vaya a ser que estén manejando la colocación de personal pagado con fondos públicos, para cumplir la función de activista político electoral ¿Quiénes serán esos candidatos?, ya en los pasillos de determinadas instituciones se comenta y pronto lo conoceremos, pues si es cierto  estaríamos frente a un manejo mafioso y delictivo. Esta vez la sociedad civil tiene que tomar cartas sobre este asunto y es más nuestras autoridades de la Contraloría General de la República, el Ministerio Público, tienen que hacer su trabajo. Este tema continuará

Leer Anterior

Alianza sigue con vida, León al borde de la eliminación

Leer Siguiente

Hablemos de Cultura: Feria del Libro reunió 90 títulos de 20 autores

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *