Descubren fósil de cetáceo que habitó el mar peruano hace 36 millones de años

Foto: Andina

Los restos del basilosaurio de Ocucaje, un cetáceo que habitó los mares del Perú hace 36 millones de años, fueron presentados hoy por paleontólogos del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), lo que reafirma la riqueza paleontológica que existe en el Perú.

El nuevo basilosaurio de Ocucaje -dijo- se diferencia de otras especies conocidas por el gran desarrollo de su dentición y su tamaño cuyas características indican que este animal se encontraba probablemente en la cima de la cadena alimenticia.

“La evidencia fósil de basilosaurios de estas proporciones hallada en otras partes del mundo, indica que estos animales se alimentaban predominantemente de peces y otros animales marinos; pero, también, podían ser depredadores de otros animales de mayor tamaño, como pingüinos. Dada sus características y gran preservación lo convierten en un documento valioso del pasado del mar peruano y del Pacífico”, mencionó.

Salas-Gismondi agregó también que los primeros cetáceos evolucionaron a partir de animales terrestres hace 55 millones de años y que, en el Eoceno tardío (36 millones de años atrás), estos mamíferos ya se habían adaptado totalmente a la vida marina y merodeaban casi todos los océanos del mundo.

“En esa época las ballenas filtradoras todavía no habían evolucionado y casi todos los cetáceos eran macrodepredadores marinos”, acotó.

El paleontólogo explicó que el nuevo fósil descubierto en Ocucaje es uno de estos cetáceos arcaicos del grupo de los basilosaurios y aunque su cuerpo ya era el de un animal acuático, su cráneo se parecía bastante a aquel de sus ancestros terrestres, pues poseía dientes diferenciados (incisivos, caninos, premolares y molares) y las fosas nasales se encontraban en la parte anterior del cráneo.

Señaló también que, en los cetáceos modernos, todos los dientes son iguales y sus narinas se encuentran en la parte alta del cráneo, detrás de los ojos.

Fotos: Andina

Durante el Eoceno tardío, detalló, las condiciones del mar peruano lo hacían un sitio idóneo para el desarrollo de estos animales. Hasta la fecha, en el Perú se han descubierto los cetáceos arcaicos Cynthiacetus, Ocucajea y Supayacetus.

 “Hallazgos como este nuevo espécimen nos indican que falta mucho por estudiar. Los paleontólogos esperamos poder usar estos animales y el contexto en el que se encuentran para poder entender las condiciones y cambios ocurridos en el mar peruano a través del tiempo”, afirmó Salas-Gismondi.

El cráneo del nuevo depredador, que mide 1.35 metros y preserva intactos sus poderosos dientes, podrá ser observado por la comunidad peruana y extranjera desde este viernes 18 de marzo, a través de la exhibición temporal “Nuevo basilosaurio de Ocucaje”, que se monta en el emblemático museo de Historia Natural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), ubicado en la cuadra 12 de la avenida Arenales, en el distrito de Jesús María.

El importante hallazgo, a cargo del paleontólogo Mario Urbina, forma parte de los proyectos del museo sobre el entendimiento de la evolución de los macrodepredadores en el mar peruano y sus ecosistemas.

// Andina

Advertisement

Leer Anterior

Cueva sigue jugando a buen ritmo en Al Fateh

Leer Siguiente

18.03.2022