¡Atención! Niños que no desayunan tienen menor rendimiento escolar

Ante el retorno a clases presenciales, el Decano del Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP), Antonio Castillo, advirtió que los niños que no desayunan tienen menor rendimiento escolar debido a la falta de glucosa que aporta la energía necesaria para el buen funcionamiento del cerebro.

Por tal motivo, el nutricionista explicó que la importancia del desayuno radica en que después de 10 o 12 horas de ayuno se necesita energía y nutrientes para realizar nuestras actividades diarias.

Manifestó que tomar un desayuno saludable ayuda a mantener un peso apropiado y mejorar el rendimiento físico. Por eso indicó a los padres de familia que el desayuno no reemplaza a la lonchera u otro tiempo de comida al día, es fundamental que los niños tomen un buen desayuno en casa, y lleven su lonchera al colegio.

Castillo comentó que los niños que no toman desayuno tienen mayor riesgo de ser obesos, porque tendrán mayor tentación por consumir alimentos con alto contenido de grasas saturadas provocando obesidad y contrayendo con ello enfermedades crónicas tan graves como hipertensión, diabetes, entre otros que son factores de riesgo para desarrollar casos graves de covid-19. 

CONSEJOS

En tal sentido, aconsejó que en el desayuno deben estar presentes los cereales y/o pan, lácteos y fruta y/o jugo de frutas naturales.

“Un desayuno saludable debe incluir cereales como el pan, maíz tostado, o tubérculos como papa, camote, yuca, con lácteos como leche, queso o yogur bajo en azúcares y grasas y frutas en forma de jugos o al natural son alimentos imprescindibles que proporcionan fibra, vitaminas y minerales. También se puede acompañar con huevo, aceitunas, palta entre otros alimentos bajos en sales, azúcares y grasas saturada”, recomendó.

Añadió que la leche, queso y yogur naturales sirven para fortalecer tus huesos y dientes, el huevo resulta un alimento importante por el aporte de proteína de alto valor biológico que contribuye al mantenimiento de un buen estado nutricional, así como el crecimiento y desarrollo en niños, adolescentes y gestantes. Los lácteos son también una fuente de proteína y calcio.

“Para un niño de 10 años, con un peso de 34 kilos, con actividad moderada, su requerimiento de energía por día es de 2,169 Kcal. Para él un desayuno podría ser una taza de avena con leche, un vaso de jugo de papaya y un pan con queso, aportando un total de 531 Kcal, que equivale al 24 % de su requerimiento energético diario”, finalizó.

// Andina

Advertisement

Leer Anterior

15.03.2022

Leer Siguiente

Fijan para el 28 de marzo el debate y votación sobre moción de vacancia contra Pedro Castillo