Michael Angelo Yzaguirre: «Arte es todo lo que trasciende, si no trasciende entonces no es arte»

 

Por: John Cuellar

 

 

En esta ocasión, decidimos entrevistar al reconocido artista gráfico, historietista, editor, director y conductor de los programas más vistos, por una parte Historietas y Viñetas y por otra Dibujarte, nos referimos al maestro Michael Angelo Yzaguirre, a quien conocimos en las versiones de la Feria del Libro Leo Huánuco, organizada y realizada por la DDC-Huánuco en los años 2017 y 2018.

Buenos días, maestro, queremos pedirle si podría hablarnos un poco sobre sus antecedentes familiares y cómo influyeron en su pasión por el dibujo y la historieta.

Hola, profesor John. Claro que sí. Vengo de una familia normal, soy el séptimo de diez hijos, y nuestros padres nos educaron fundamentalmente en valores que los tenemos bien presentes hasta el día de hoy y nos ayudan a afrontar la vida con honor, lealtad y dignidad. Heredé el gusto por el arte de mi madre, ella era una auténtica artista con voz de soprano. Mi padre, al darse cuenta de mis primeros trazos, vio cierta habilidad en ellos y optó por inscribirme en un taller de verano de un dibujante llamado Dionisio Torres. El gusto por la historieta vino con el tiempo.

¿Cuáles fueron sus estudios superiores y de qué manera contribuyeron a su desarrollo como artista y editor?

Bien, tengo estudios completos de primaria y secundaria, terminé en la G. U. E. José Granda. Estuve como alumno libre unos meses en la E. S. de Bellas Artes, pero deserté para prepararme en una academia preuniversitaria, hasta que me tocó el servicio militar. Al egresar y, debido a mis habilidades artísticas naturales, me convocaron para trabajar en una agencia de publicidad y fotolitos, en la producción de un álbum de ilustraciones: el Quijote de la Mancha. Cuando uno es joven, todo es ilusión, aventura y ganas de triunfar en el mundo del arte, y enfrentas todo cual el novillero que se lanza al ruedo arriesgando la vida con tal de triunfar en el toreo. Debo señalar también que, en los quince años, don Juan Osorio, creador de la revista de historietas El Trome y director de la revista Escolar del diario Expreso, me invito a ser parte del staff de dibujantes de su estudio y trabajé con él en esos meses del año 1976. Allí fueron mis primeras publicaciones. Esos fueron mis primeros pasos como dibujante. Prometía cosas interesantes por el estilo que desempeñaba en mis trabajos, pero aún no podía denominarme como artista, ya que «artista» es un título superior y demanda muchos años de trabajo para perfeccionar el talento.

Mi etapa como editor lo describo como algo producto de la casualidad: nunca pensé llegar a serlo, pero el destino lo tenía señalado en mi camino, obviamente todos los años de carrera en el mundo del arte del dibujo me llevaron a ello.

¿Cuándo tuvo su primer contacto con el dibujo y qué lo motivó a explorar este arte?

Bien, mi hermano mayor, César, tenía que hacer sus tareas escolares y mi madre lo ayudaba dibujando en cartulina a José de San Martin montado en su caballo en el cruce de los Andes; mis hermanas mayores y yo observábamos embobados la maestría con que ella desarrollaba todo el escenario. Desde ese momento, recuerdo que empecé a hacer dibujos a diestra y siniestra, queriendo imitar las habilidades de mi madre. Mi padre me sorprendió un día al traerme lápices, cartulinas y papeles bond para dibujar, cuando tenía ocho años, algo tuvo que haber visto en mí que lo motivó a comprarme esos materiales.

Cuéntenos sobre sus inicios en el mundo de la historieta. ¿Recuerda alguna anécdota interesante de esa época?

Ya en pasaje Peñaloza había una oficina que dirigía el dibujante Luis Sayán, donde producían novelas gráficas e historietas para editoriales mexicanas. Un día de abril de 1981 fui a verlo y me contrató de inmediato. Ese, puedo decir que fue mi primer contacto en el mundo de las historietas. Allí conocí a Constantino Páucar, Jorge Monterrey y Marcelo Díaz, entre otros. ¿Una anécdota? Bien, en la oficina trabajaban tres secretarias, Nela, María Elena y Angelina Gayoso. Angie y yo éramos los más jóvenes e iniciamos un romance. Anteriormente había tenido una enamorada con la que terminamos y no recuerdo el porqué. Gilda se llamaba, y algunas veces me visitaba en la oficina, por eso todos la conocían, debo señalar que, en esos meses, Angie aún no se involucraba en el equipo de trabajo, por eso no la conocía. Un día, al atardecer, Gilda pasaba por la oficina y fue a verme, obviamente la atendí afuera para que no se encuentren. A las cinco de la tarde era la hora de salida de las secretarias, estaba yo de pie con los brazos cruzados y Gilda estaba al frente de mí, cuando en eso, veo salir a María Elena con Angie, María Elena se acercó a saludar efusivamente a Gilda y dijo: Gilda, te presento a Angie, Angie, te presento a la enamorada de Miguel. Angie le dio la mano diciendo: «Mucho gusto», poniéndose roja como un tomate». Después de saludarse, se fueron y yo me quedé parado como un idiota. El día lunes, Angie ya no se presentó a trabajar y no la volví a ver jamás; así que me quedé como el perro de las dos tortas.

Como editor de la Editorial Maseda, ¿cuál es su enfoque editorial y qué criterios utiliza para seleccionar las historietas que publica?

Bien, en la vida todo empieza con una idea. No hay que olvidar que una idea, por más pequeña que sea, puede cambiar hasta el rumbo de una vida. Estaba desarrollando visionariamente la producción de temas de alto impacto cultural y educativo, cuando decidí entonces enfocarme en esta clase de producciones. Existe mucho desconocimiento en nuestros jóvenes estudiantes de la historia del Perú; y si íbamos a producir temas históricos, había que empezar por el principio. Así nació la novela histórica El ocaso del imperio de los Incas, La rebelión de un imperio, La batalla por la reconquista de Lima y Qoricancha, El secreto del tesoro de los Incas. Nuestras demás producciones son de esparcimiento general con temas de aventuras, ciencia ficción, western, policiaco, terror y mitos y leyendas.

¿Cuál ha sido su experiencia como director del programa HISTORIETAS Y VIÑETAS? ¿Cuáles son los aspectos más gratificantes y desafiantes de su rol?, ¿a qué artistas reconocidos tuvo ocasión de entrevistar?

Uf, fue difícil, no tenía ni idea de cómo dirigir un programa. El periodista Julio Castillo me convocó para dirigir un programa de arte, de dibujo e historietas que no se había hecho antes, salvo algunas excepciones. Después de unas tres semanas de estarlo pensando, fui al canal y grabamos el spot. «Será fácil para ti», decían todos, «es tu tema». ¿Fácil? Grabamos como 11 spot de promoción, al final revisamos todos y decidimos lanzar uno. Tengo que agradecer a Sarita Ruitón, encargada de cámaras y edición y a Julio Castillo que me ayudaron mucho en estas lides. Preparamos el logo y el título del programa. Estuve pensando mucho en cómo presentar el programa, cómo íbamos a tocar el tema del dibujo y la historieta; decidí salir al aire explicándole al público lo que significa la historieta y sus autores, ya que existe un total desconocimiento de este tema en la sociedad, es decir, lo toman como una especie de hobbie o un arte menor sin importancia, siendo que, para ser dibujante de historietas, se tiene que ser un peso pesado del arte. Para ello, desde el primer programa decidí entrevistar a uno los más connotados artistas gráficos del ramo en el Perú y era el maestro Javier Prado Bellido, nadie mejor que él para inaugurar el programa por su vasto conocimiento. Así nació Historietas y Viñetas para beneplácito de todos los amantes del arte. No sabíamos el alcance que tendríamos, por suerte, el público fue bastante receptivo y fuimos creciendo. Solo habíamos planeado unos 4 programas y ya tenemos un año en el aire y con un público que nos sigue en diversas partes del mundo a través de la red. Nuestros entrevistados han sido los más renombrados artistas de las diversas corrientes en las artes gráficas, entre ellos Manuel Loayza, Mecháin Doroteo Guerra, Karry, Dieguito Olortegui, Gino Palomino, Cecilia Zero, Martín Espinoza, Luis Morocho, etc.

Como conductor del programa DIBUJARTE, ¿qué historietistas, dibujantes y caricaturistas fueron invitados en su programa?

En el programa hemos tenido como invitados a lo más graneado de las artes gráficas peruanas. La crema y nata de todas las corrientes del dibujo y la historieta ha estado con nosotros a través de OCCI TELEVISIÓN. Con ellos hemos tocado diversos temas y también la problemática del comic peruano del que no estamos exentos.

¿Cuáles son los historietistas y dibujantes que más admira a nivel mundial y a nivel nacional?, ¿por qué?

Debo señalar primero, que, al no haber industria gráfica de novelas e historietas en el Perú, en nuestro aprendizaje como dibujantes tuvimos que tomar como referentes a los dibujantes de países como Estados Unidos, México, Chile, Argentina, Francia e Italia. De ahí que admiramos a los maestros de la historieta mundial como Rudy Nebres, Néstor Redondo John Buscema, Neal Adams, Joe Kúbert, Byrne Hoogart, Harold Foster, Al Williamson, etc., de los argentinos admiramos a Solano López, que dibuja El Eternauta

Advertisement
, José García López que dibujó Harold e Corsario, también Arturo del Castillo, Hugo Pratt y José Luis Salinas, de Francia Jean Giroud, Bernet, de España tenemos a Víctor de la Fuente, José González, etc. Uf, hay muchos dibujantes profesionales del cómic que hicieron las delicias de los amantes del dibujo con sus ilustraciones.

Perú no se queda atrás, claro que tenemos referentes: el arequipeño Alberto Vargas, que ilustró las Pinups americanas, Boris Vallejo, un portadista de polendas; del dibujo tenemos a Ricardo Villamonte, Pablo Marcos, Gonzalo Mayo, Roberto Castro, Marcelo Díaz, Diego Olortegui y yo, por supuesto.

En su opinión, ¿cuál es la importancia del dibujo y la historieta en la formación del ser humano?, ¿cómo pueden influir en la sociedad y la cultura?

Bien, el dibujo es arte y el arte es cultura. La historieta está diseñada como un material de esparcimiento, pero también se puede utilizar para temas de información y de contenido social, por ejemplo: dar un mensaje en contra del Bullying y el racismo.

¿Cuáles son algunas de sus obras publicadas que le han dejado un impacto significativo?, ¿por qué?

Sí, todos los temas históricos y de mitos y leyendas del Perú han sido de una experiencia satisfactoria. Nunca imaginé los alcances que tendrían nuestras producciones hasta estar en contacto con el público. Luego vendrían conferencias, entrevistas, condecoraciones, charlas técnicas, clases físicas como virtuales, etc.

¿Podría compartir con nosotros algunos de sus proyectos actuales o futuros en el ámbito de la historieta y el dibujo?

Como artista, tengo muy desarrollada la creatividad y estamos próximos a adaptar mis novelas Memorias de un adolescente y Qoricancha, El secreto del tesoro de los Incas en historieta, así como La batalla por la reconquista de Lima.

¿Cómo se le puede ubicar para conocer más sobre su trabajo y estar al tanto de sus proyectos?

Por las redes, ahí nos contactan para pedidos y comisiones de diversa índole. Estamos en Facebook como Michael Ángelo Yzaguirre, a través de la fanpage como Editorial Maseda y en Instagram como michael_maseda.

¿Cuál es su visión personal de cómo la historieta puede evolucionar en el futuro?, ¿cree que seguirá siendo relevante en el mundo digital?

La historieta ya evolucionó, incluso se están haciendo producciones vía avatar y ahora hasta con eso de la inteligencia artificial; pero no deja de tener su magia el arte clásico con tinta y papel, también hay que entrar a ventas en el mundo digital.

¿Cuál ha sido su mayor logro o reconocimiento hasta ahora en su carrera como director, editor y conductor?

Creo que fue cuando delegué responsabilidades, las investigaciones históricas eran muy complicadas de resolver. Encontramos demasiadas contradicciones en los textos de los historiadores, pero la satisfacción llegó cuando el Ministerio de Cultura se interesó en nuestras producciones históricas y nos otorgó el auspicio nominal. Ahí sentí que estábamos en el camino correcto y agradecí a mis colaboradores por ser muy competentes a la hora de desarrollar su trabajo, y eso había que disfrutarlo.

¿Hay algún consejo que pueda dar a los artistas y escritores jóvenes que sueñan con tener éxito en la industria de la historieta?

Bien, el éxito no llega por suerte ni por casualidad. Todo es constancia en el emprendimiento, estudio y preparación. También es importante estar enfocado en el tema a desarrollar. La historieta necesita una buena historia, una buena portada e ilustraciones y color de alto impacto visual.

¿Cuál es su enfoque al trabajar con artistas y escritores emergentes?, ¿cómo los apoya y alienta a desarrollar su talento?

Solo he trabajado con profesionales y los he dirigido satisfactoriamente. Un tiempo me tocó dar clases a un grupo de diseñadores profesionales, casi todos profesores, y deseaban aprender mi técnica de trabajo, a lo que accedí al ver el entusiasmo de ellos por aprender otra forma de desarrollar las producciones gráficas. Satisfactoriamente lograron superar las metas que tracé. Dibujar a mano alzada con lápices, plumillas pinceles y cartulinas era novedoso para ellos, habían estudiado con tableta gráfica y lápiz digital.

¿Cómo ha sido su experiencia al colaborar con otros profesionales del mundo de la historieta y el dibujo?

No he experimentado el trabajar conjuntamente con otro ilustrador en una historieta o novela gráfica. Más bien es una labor única y personal. Esto, en cuanto a una producción de autor. Pero en las editoras donde trabajé como dibujante, si era común el trabajo conjunto, es decir, yo ilustraba, el colorista pintaba, el guionista elaboraba la historia, el portadista realizaba la tapa de la historieta, el corrector de estilo…, etc., esto es lo que conlleva un trabajo en una empresa que produce historietas.

¿Cuál es su opinión sobre la relación entre el guionista y el dibujante en la creación de una historieta?, ¿cree que es una colaboración igualitaria?

Claro, profesor. Mire, el primer paso para elaborar una historieta es la historia, la que desarrolla el guionista. Una buena historia tiene que tener tres elementos básicos: el nudo, el rol narrativo o cuerpo de la novela y el desenlace. Esto, en lo que concierne al escritor. Hecho el Guión, se pasa al dibujante, quien se encargará de descifrar todo el Guión en viñetas ilustradas con el texto y diálogos respectivos. Se le da más valor al dibujante, pero no olvidemos que una buena historia ayuda al éxito de la historieta.

¿Cuál es su proceso creativo al desarrollar una historieta propia?, ¿tiene algún método o ritual en particular?

El estilo de un artista es único y personal. Se puede decir que un dibujante es profesional cuando domina su técnica de trabajo y reúne en su arte estos elementos: perspectivas, anatomía y proporción de la figura humana, dibujos en movimiento, conocimiento del claroscuro y escenografía. Esto es lo que tiene que mostrar en su trabajo un dibujante para ser denominado artista profesional, ya que ser llamado artista es un título superior. No debemos olvidar que arte es todo lo que trasciende, si no trasciende entonces no es arte. Además, en el trabajo de un artista, a simple vista se debe ver el talento, la creatividad y un alto valor estético de la obra. Esto solo se logra a través de miles de horas de estudio y trabajo intenso. Actualmente tenemos a Dieguito Olórtegui como uno de nuestros máximos exponentes de la historieta peruana, poniendo el alto la fama de los dibujantes peruanos como ilustradores de excelencia.

Por último, ¿hay algún mensaje o reflexión que le gustaría compartir con nuestros lectores sobre la importancia de la historieta y el dibujo en la sociedad contemporánea?

Claro, profesor. La historieta forma parte de la cultura popular y no ha sido aprovechada por las autoridades como se merece, incluso tiene mucho que aportar si se le utiliza para el famoso Plan Lector que, hasta ahora, no ha dado el resultado que se espera. Si no se aprovecha el gusto de los jóvenes por esta clase de publicaciones, se está desperdiciando un método muy eficaz de educar por aquello que llaman la memoria visual y siento que puede ser un buen método para sembrar valores, que tanta falta nos hacen en estos tiempos de convulsión social.

Maestro Michael Yzaguirre, esta entrevista ha sido muy aleccionadora. Muchas gracias por su tiempo.

Gracias, profesor. Un gusto haber coincidido con usted en esta entrevista. Hasta la próxima.

Advertisement

Leer Anterior

¡Solo vale ganar! Perú enfrenta hoy a Venezuela por la sexta fecha de las Eliminatorias

Leer Siguiente

El Gorehco registró solo 25 de 1435 contratos de consultoría

RSS
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share
Telegram
Tiktok