Fiscal pide cadena perpetua para mototaxista sindicado de secuestrar y matar a Damaris Rojas

La prisión preventiva vencerá el 16 de diciembre del 2021 y recién el 15 de octubre, el fiscal Herberth Ollague Rojas de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco presentó el requerimiento de acusación contra Trinit Bautista Rosas (26) investigado por el delito de secuestro con consecuencia de muerte en agravio de Damaris Zenaida Rojas Suárez (27). El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Amarilis a cargo del juez José Solís Canchari, programó para el 12 de noviembre del presente año a la audiencia de control de acusación, el cual será inaplazable para convocar a juicio oral.

Al respecto, Hansd Coronado Andrade abogado de la parte agraviada, dijo una vez que instale el juicio oral, las sesiones de ser necesarias deberán ser diarias para que antes que cumpla la prolongación de la prisión preventiva que es el 16 de diciembre, el Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial emita la sentencia, de lo contrario corre el riesgo que Trinit salga de prisión. “Estamos en la recta final, esperamos que cumpla todo en el tiempo que queda”, dijo en comunicación con Tu Diario.

ACUSACIÓN. En el requerimiento acusatorio, el Ministerio Público está solicitando cadena perpetua para el mototaxista y el pago de 120 mil soles por concepto de reparación civil a favor de los herederos legales de la agraviada. En el documento que contiene 43 páginas, están los 106 elementos de convicción recopilados durante la investigación preparatoria que duró más de dos años y motivo por el cual, familiares y amigos tuvieron que salir a las calles para exigir al fiscal a cargo del caso, emitir el pronunciamiento definitivo.

Ayer, con pancartas en mano amigos y familiares llegaron hasta la sede del Distrito Fiscal de Huánuco, donde a toda voz pidieron justicia para la joven madre de familia asesinada por su esposo. Exigieron al fiscal Ollague Rojas pronunciarse de una vez por todas contra el responsable de haber dejado a un niño de cuatro años sin su madre. Asimismo, mostraron su preocupación porque está próximo a vencerse la prolongación de la prisión preventiva y el feminicida podría salir de prisión por exceso de carcelería. “Si sale libre, huirá de la justicia porque sabe lo que hizo y es consciente que le espera”, dijo un familiar al tiempo de pedir a los magistrados actuar con mano dura contra el responsable de haber causado la muerte de la enfermera.

HECHOS. El 1 de setiembre del 2019 Damaris, quien era técnica en enfermería tras salir de su centro de trabajo de la farmacia Kano Farma, ubicado al frontis del hospital de contingencia del Hermilio Valdizán, en La Esperanza subió al trimóvil de placa 1363-IW conducido por Trinit Bautista. Llegaron a la plaza de Paucarbamba, donde el mototaxista compró arroz chaufa y fueron a comer en el parque que está ubicado al frente del mercado, donde según su propia confesión aprovechó la distracción de la joven para poner dos pastillas de diazepam en la gaseosa que le dio de tomar.

Luego la llevó hasta Colpa Baja, donde días antes había alquilado una casa para retener contra su voluntad a la joven madre de familia. Aprovechando que estaba dormida, Trinit agarró el celular de la agraviada y haciéndose pasar por Damaris envió mensajes por el aplicativo WhatsApp y Messenger a su familia y a sus amigos, entre ellos un miembro de la Policía. Al despertar, la joven habría querido regresar a Huánuco, pero Bautista Rosas la convenció de quedarse, luego de tener intimidad, Damaris habría recibido un mensaje de texto, hecho que indignó al ahora detenido.

Discutieron y según su confesión, la empujó varias veces contra la pared y una vez que estaba desmayada en el piso, la golpeó con un fierro tres veces en la cabeza a altura de la nuca matándola, después envolvió el cuerpo con una colcha y sábana, arrastró hasta un pozo de agua, donde la cargo por la cintura para arrojar al hueco. Con la intención de deshacerse del cadáver echo aceite para quemar, pero al ver que no ardía arrojó un colchón, frazada, llantas, piedras y tierra. Después regresó a la habitación para limpiar la escena del crimen.

Trece días después de una intensa búsqueda por parte de sus familiares, Bautista Rosas, fue arrestado y entregado a la Policía, cuyos agentes luego de someterlo a un riguroso interrogatorio, lograron que Trinit, quien en el 2015 había prometido amar y cuidar a Damaris, confesó que había la había matado y guio a los policías hasta Colpa Baja, donde luego de casi dos horas de búsqueda en el pozo, el cadáver de la joven madre de familia fue sacado en medio de miradas de asombro de pobladores y familiares.

Durante la diligencia de reconstrucción de los hechos realizado por el ahora detenido, la policía encontró el colchón que el mototaxista arrojó cerca al puente Huayopampa, pero hasta la fecha no ubicaron el fierro con el cual Bautista Rosas golpeó hasta matar a la madre de su hijo.

Leer Anterior

Seda Huánuco: corte del servicio de agua potable fue por turbidez y alerta de olor a hidrocarburos

Leer Siguiente

Director de la GUE Leoncio Prado denuncia que realizan construcciones ilegales en interior del Club Central