Podrían anular contrato de grupo de trabajadores del hospital regional

Jefe de asesoría legal del nosocomio reportó “graves deficiencias” y opinó que denuncien a responsables de concurso y devuelvan dinero cobrado.

A casi un mes de estar en el cargo como director del Hospital Regional Hermilio Valdizán, el médico José Guillermo Morales De la Cruz, firmó una resolución directoral con fecha 28 de diciembre 2019, mediante el cual renovó el contrato CAS (Contrato Administrativo de Servicios) a varios trabajadores, entre ellos a un grupo que desde junio de ese año, habían sido adjudicados en plazas vacantes presupuestadas del Decreto Legislativo 276.

La renovación de contrato a plazo determinado a partir del 1 de enero al 31 de diciembre del 2020, a favor de estos seis servidores que han sido adjudicados en orden de mérito en las plazas vacantes, inmersos en la resolución directoral n° 318-2019; fue con opinión favorable del área de Gestión de Empleo de la institución, así como de la Dirección Ejecutiva de Administración que autorizó la proyección el acto resolutivo.

Sin embargo, la contratación de estos trabajadores y el concurso mismo para ello, fue observado por asesoría legal del nosocomio. Alegando graves deficiencias, el abogado Lucio Alva Ochoa, opinó porque se anulen los contratos hechos en la gestión del director Luis Vásquez Reyes; denuncien a los responsables del concurso  y devuelvan el dinero cobrado. Fue en octubre del 2019, que emitió un informe ante el Órgano de Control Institucional (OCI), indicando los vicios.

Tras la renovación de los contratos por el actual titular del hospital, el caso llegó a la Contraloría por intermedio de OCI y actualmente es revisado para determinar la situación de estos servidores. Morales De la Cruz dijo que están a la espera de los informes de asesoría legal interna y de la Dirección Regional de Salud para determinar.

CONTRATOS. Mediante un memorándum emitido el 27 de mayo del 2019, la dirección ejecutiva del hospital autorizó la formulación de la resolución para formalizar el contrato a plazo determinado de los postulantes que habían sido adjudicados en las plazas vacantes por suplencia de manera temporal, en diversos servicios y unidades asistenciales y administrativas del hospital; que fueron convocadas en el Concurso Abierto de Méritos n° 001-2019. La acción administrativa se formalizo con la Resolución Directoral n° 318-2019 del 11 de junio del 2019.

Tras la intervención de control a dicho proceso, el jefe del OCI, Constante Lihon Valverde, solicita opinión legal al jefe de asesoría jurídica, Lucio Alva Ochoa, quien emite varios documentos sobre el caso.

“[…] dentro de la entidad existen intereses creados personales en respecto al tema que nos ocupa, por lo que el presente informe y anexos deberá ser remitido a la procuraduría publica anticorrupción a fin de que intervenga de acuerdo a sus atribuciones que la ley le faculta {…]”, refiere Alva en uno de los informes remitidos al OCI.

Y con fecha 18 de octubre 2019, Alva Ochoa, emitió seis informes por cada caso, opinando que se debe declarar nulo los contratos de: Myrna Solorzano Campo en el cargo de técnico en estadística I, Elisa Falcon Godoy de técnico en estadística, Eder Feliciano Falcon de técnico en nutrición, María Vargas Matamoros de técnico en nutrición, Siles Andrade Medina de técnico en nutrición y de Doris Fonseca Baltazar en el cargo de trabajador de servicios.

Advertisement

El argumento, no cumplir con los términos de referencia señalados en las bases administrativas del Concurso n° 001-2019. por lo que opina que debe iniciarse la denuncia penal respectiva por nombramiento y aceptación ilegal para cargo público, así mismo iniciar el trámite de devolución de los pagados indebidamente.

Todos estos informes, advirtiendo que hay “graves deficiencias” en la contratación de estos servidores, fueron remitidos al actual director del hospital, José Morales; pero fue luego (el 30 de diciembre 2019), cuando ya había emitido la resolución de renovación de contrato por todo el año 2020.

EN REVISIÓN. Sobre el caso, Morales De la Cruz, aclaró primero que el concurso fue realizado en el periodo 2019, cuando era director su antecesor, Luis Vásquez Reyes. Luego dijo que tras asumir el cargo en diciembre vio la continuidad de los contratos.

Dijo que amplió los contratos CAS a todos, salvo al grupo que venían de un presupuesto remanente. Entre ellos también, renovó por un año más a ese grupo de seis servidores en las plazas vacantes presupuestadas del DL 276.

“Sobre este caso, hubo un informe del OCI que fue a Contraloría, lo cual a regresado y se pasó a asesoría interna y de la Dirección Regional de Salud para una opinión legal. Según Contraloría hubo vicios en el concurso que puede llegar a una irregularidad, pero eso está aún por determinarse”, refirió Morales.

Sobre la opinión legal de la misma institución, que los mencionados trabajadores no cumplen los requisitos del concurso; el director comentó que es un tema para analizar, porque hay carreras que ya no existen, como el caso de técnicos en nutricio o técnicos en estadística y entonces se tiene que ajustar a la realidad.

A la pregunta por que no firmó una adenda por uno o dos meses hasta convocar a un nuevo concurso, el médico respondió que su política es no mantener incierto al personal, y por ello de buena fe firmó la renovación de los contratos.

Son embargo, consideró que si se confirman los vicios tendría que anularse el concurso por no cumplir las normas, y en ese caso es cuestionar de evaluar si es que los servidores tengan o no que devolver el dinero cobrado, porque el trabajo fue realizado. “Vamos a espera de acuerdo a ley, para ver si el concurso es válido o no”, agregó.

Advertisement

Leer Anterior

Educación entregó dispositivos de seguridad para 104 colegios

Leer Siguiente

El agua de seda Huánuco ya es apta para el consumo humano