Planta de oxígeno del hospital de contingencia aún no es transferida y no produce la cantidad esperada

A casi siete meses de haber sido instalada por la empresa Ultracontrolo Internacional Perú S.A.C y el Gobierno Regional Huánuco, la planta generadora de oxígeno medicinal instalada en el Hospital de Contingencia Hermilio Valdizán no funciona en su totalidad, ni produce oxígeno medicinal con la concentración prometida durante su adquisición, razón por la cual no puede abastecer con la capacidad requerida de este insumo vital a los pacientes con Covid-19, advirtió la consejera Tula Zúñiga Briceño, quien mediante una comunicación telefónica con Tu Diario, solicitó el sinceramiento a los funcionarios del gobierno regional y de la Dirección Regional de Salud.

Zúñiga Briceño, quien en su calidad de presidenta de la comisión ordinaria de desarrollo social del Consejo Regional de Huánuco, sostuvo ayer una reunión con el director del referido hospital, Víctor Espíritu Ponciano, para conocer el problema del desabastecimiento de oxígeno; resaltó que, el otro problema referido a la planta de Ultracontrolo es que la administración del hospital no puede intervenir para realizar algún tipo de mantenimiento, debido a que hasta el momento no se concreta la transferencia; razón por la cual tienen que esperar a que personal de la empresa realice dicha labor.

El gobierno regional anunció que, la capacidad de producción de esta planta que costó 1 millón 751 mil soles sería de 36 metros cúbicos por hora, para llenar más de 50 balones de oxígeno diarios. Sin embargo, a la fecha, según Tula Zúñiga, solo está produciendo 28 balones diarios de siete metros cúbicos.

En esa línea, reveló que el hospital necesita 110 balones de oxígeno diarios. Al respecto, la consejera dijo que “se debe de contar con la producción para la cual fue adquirida”, al referir que durante sus constantes inspecciones advirtió fallas que ya vienen desde el mes de octubre del 2020.

Desabastecimiento

La escasez empezó a agudizar durante las dos últimas semanas, según lo indicó la consejera Tula Zúñiga. A esta información dada a conocer por la representante, se suman las escenas de desesperación de familiares de los pacientes internados en el área Covid-19 de hospital de contingencia.

“He buscado en todo Huánuco y no hay, y los que venden nos recargan un balón a más de mil soles”, dice con la voz entrecortada la hermana de un paciente Covid-19 en situación crítica, a quien los médicos del Hospital Hermilio Valdizán la llaman todos los días para pedirle que recargue el balón de oxígeno fuera del hospital porque la planta del nosocomio nos les abastece. Los familiares de los pacientes Covid-19 también denuncian la falta de equipos de alto flujo.

Este problema también fue reportado hace menos de una semana por la Defensoría del Pueblo, que encontró solo 4 balones llenos y 100 vacíos para atender a 32 pacientes con Convid-19, 11 de los cuales estaban en Unidad de Cuidados intensivos. Tras esta visita, el ente fiscalizador se comunicó con los responsables de la Dirección Regional de Salud y con el director del hospital de contingencia, Víctor Espíritu, para que den soluciones al problema de debastecimiento de oxígeno, con el fin de garantizar la vida y salud de los pacientes.

En Huánuco, una ciudad golpeada por la segunda ola y no priorizada con las vacunas contra el Covid-19, este problema de desabastecimiento de oxígeno sumando al retiro de la mini planta del centro de salud Aparicio Pomares, revive la indignación ciudadana y recuerda el caótico sistema sanitario, que no sigue el ritmo de pacientes que llegan a los establecimientos de salud.

La situación se muestra terrible y, se hizo notorio en los últimos días, cuando se vio a los familiares de los pacientes internados con Covid-19 salir del nosocomio con balones de oxígeno vacíos en búsqueda de una recarga.

Contra el reloj

Ante el panorama visto durante la última semana del mes de enero y las primeras semanas de febrero del presente año, en los cuales murieron más personas a causa del coronavirus que entre julio y agosto del 2020; la consejera Zúñiga hizo un llamado a las demás autoridades, instituciones, empresa privada y población a realizar un trabajo articulado para afrontar el nuevo recrudecimiento de la pandemia. “Debemos de tomar cartas en el asunto antes de que la situación se vuelva álgida”, manifestó.

También invocó a las empresas que proveen oxígeno en la ciudad de Huánuco a ser solidarios y no sacar provecho y pensar en volverse millonarios con el dolor de sus semejantes, ya que hay quienes están vendiendo el insumo medicinal a costos excesivos.

El déficit que minimizaron durante varios meses las autoridades del gobierno regional y del sector Salud, actualmente corren contra reloj; pues el pico de esta nueva ola de contagios se prevé para las próximas semanas y de no contar con los recursos necesarios, la situación amenaza con volverse aún más crítica.

Hace semanas, el Gobierno Regional de Huánuco anunció la compra de seis plantas de oxígeno, una de las cuales volverían a comprar de Ultracontrolo, pese al fiasco que está resultado la instalada en el hospital de contingencia Hermilio Valdizán.

Leer Anterior

Sorprenden a pasajero trasladando droga escondida en sus pertenencias

Leer Siguiente

Municipalidad de Huánuco invierte S/6 millones en limpieza pública al año