Piden 10 años de cárcel para asistente en fiscal acusado de pedir dinero a litigante

Rider Magno Cántaro Ponce (36) es natural del distrito de Rupa Rupa, provincia de Leoncio Prado y en la actualidad está con comparecencia con restricciones. El actual asistente en función fiscal de la Segunda Fiscalía Penal Corporativa de Leoncio Prado, es procesado por el Cuarto Juzgado Unipersonal Permanente Supraprovincial de Huánuco por la presunta comisión del delito de concusión en agravio del Estado y Ministerio Público.

El inicio de juicio oral fue desarrollado el 17 de julio del presente año, fecha en el que la presentación de la resolución de gerencia 1822-2016 de la Fiscalía de la Nación por parte de su abogado llamó la atención. Mediante ese documento que data del 24 de noviembre del 2016, Cántaro Ponce, fue absuelto por duda razonable del proceso administrativo disciplinario que inició el Ministerio Público tras la denuncia de Tania Mabel Gonzáles Duran.

En la instalación del juicio oral, el fiscal Anticorrupción, Miguel Rojas Mayta, presentó el caso y solicitó 10 años y 6 meses de prisión efectiva para el asistente fiscal que pese a las evidencias que existen en su contra continúa trabajando como si nada hubiese pasado en el Ministerio Público con sede en Tingo María.

DENUNCIA. Según la acusación, en julio del 2013, Rider Magno Cántaro en su calidad de asistente en función fiscal de la Segunda Fiscalía Penal Corporativa de Leoncio Prado, habría solicitado en varias ocasiones diversas sumas de dinero haciendo un total de 3400 soles a Tania Gonzáles Duran con el pretexto de realizar el trámite respectivo para que la denuncia por usurpación y daños no sea archivada, ofreciendo que podía hacer que el fiscal formalice la investigación preparatoria a más tardar hasta el 25 de octubre.

Según la denunciante, la primera entrega de dinero habría realizado a través de su hermano Luis Percy Gonzáles Durand, luego que el ahora investigado la llamó por teléfono para pedir 500 soles argumentando que el dinero era para la investigación y otros gastos que debía hacer como era: compra de libros sobre usurpación agravada, elaborar la disposición de formalización y continuación de la investigación con el cual iba a salir su caso en menos de un mes.

La segunda entrega fue cuando Tania llegó a la sede de la fiscalía para preguntar por el estado de la denuncia, donde el investigado a través de señas indicó que la llamaría y es lo que ocurrió, fue citada a la cevichería Lobo Azul, donde Rider Cántaro, informó que el doctor Juan Pequeño Morales, había recibido 7 mil soles por parte del presidente de la Asociación Paraíso del Edén, por lo que dijo que el trabajo costaría 3 mil soles argumentando que todo no era para él, sino iba a compartir con la gente que trabajaba.

Ante tal pedido, la denunciante, dijo que no tenía dicha cantidad por lo que el asistente recomendó sacar un préstamo, razón por el cual Tanía indicó que solo debía 2500, porque 500 ya le había entregado a través de su hermano, ante esto, Cántaro Ponce, volvió a decirle que era tres mil, incómodo y molesto habría dicho a la agraviada que dejara algo de dinero, por lo que Gonzáles Duran, dio 120 soles que tenía para su pasaje de regreso a Lima.

La tercera vez fue cuando Rider llamó por teléfono para decirle cuando iba a entregar el dinero y es donde, la agraviada refiere que solo había logrado juntar mil, por lo que la citó a su casa ubicada en la última cuadra del jirón San Alejandro; la cuarta entrega de 500 soles fue a través de un depósito a la cuenta de ahorros del Banco de la Nación, cuyo boucher fue presentado como prueba; la quinta vez cuya cantidad es de 300 soles fue en su casa; la sexta vez según la denunciante fue en el parque Ramón Castilla, donde le entregó 280 soles; la séptima entrega fue en la agencia de la empresa de transportes Bahía Continental hasta donde llegó el ahora investigado para pedir que de una vez por todas cancele para supuestamente formalizar la investigación y en esa oportunidad recibió 200 soles.

La octava entrega que consistió en 400 soles también fue en el parque Ramón Castilla; la novena entrega de 280 y la décima de 20 soles fue en su casa de Cántaro Ponce. Ante el incumplimiento del acuerdo, Tania Gonzáles pidió al asistente en función fiscal devolver su dinero, hecho que en un primer momento habría aceptado, pero ante tanta insistencia la amenazó con hacerle daño porque conocía a personas de mal vivir y que no temía ser denunciado, porque conocía a personas influyentes en el Ministerio Público y Poder Judicial.

ELEMENTOS DE CONVICCIÓN. Entre los 18 elementos de convicción presentados por la fiscalía Anticorrupción está la transcripción de audio realizado el 24 de noviembre del 2015, donde la agraviada pide al denunciado la devolución de su dinero que entregó en partes para ayudarlo en la investigación por usurpación y daños en agravio de su papá. También está el boucher N° 6020699 del Banco de la Nación del 27 de setiembre del 2013 en el cual figura el depósito de 500 soles que hizo la denunciante a la cuenta de ahorros de moneda nacional 04-490-476399 que según el informe de la referida entidad financiera está a nombre de Rider Cántaro Ponce.

La declaración de Tania Gonzales Duran, quien narró la forma y circunstancias de cómo fue captada cuando acudió a la sede del Ministerio Público para indagar sobre la investigación por usurpación y daños en agravio de su papá Luis Gonzáles Inocente.

DEFENSA PÚBLICA. En la audiencia, el abogado José Lucas Atencia, indicó que durante el juicio oral probará que la denuncia contra Cántaro Ponce obedece a una rencilla y venganza de parte del entonces fiscal Juan Daniel Pequeño Morales, quien era su jefe inmediato. Asimismo, hizo referencia a la resolución 1822-2016 que indica que la investigación administrativa disciplinaria contra el servidor público fue archivada por duda razonable, decisión que en primera instancia no fue admitida por el Juzgado de Investigación Preparatoria de Leoncio Prado.

Rider, trabaja para el Ministerio Público desde el 14 de julio del 2012.

ALGO +

En la audiencia del 17 de julio, Rider Cántaro Ponce acudió y al brindar sus generales de ley dijo ser asistente en la función fiscal en la Segunda Fiscalía Penal Corporativa de Leoncio Prado, donde percibe 2900 soles mensuales.

EN CIFRA

12 mil soles de reparación civil está solicitando la Procuraduría Pública por haber dañado la imagen del MP

Advertisement

Leer Anterior

China Railway 20 BGC: “Construcción de la Vía Huánuco – La Unión será de calidad”

Leer Siguiente

Costo de construcción del hospital incrementaría ocho millones más