Invasores nuevamente ponen en jaque a las autoridades

En menos de un mes varios terrenos privados y del Estado fueron invadidos por personas que argumentan no tener un lugar donde vivir, sin embargo tienen trimóviles, autos, camionetas y motocicletas con el cual llegan a las zonas. Él último caso reportado por la policía, ocurrió en terrenos de Kotosh.

Un grupo del sector de Kotosh liderado por la señora Feliciana Viviano llegó a la parte alta del centro arqueológico con el cuento de reforestar el área, pero los predios estaban siendo lotizados. Enterados de esto, unos 200 moradores del centro poblado de Marabamba, encabezados por el teniente gobernador, Antonio Rivera Flores también llegaron a la zona produciéndose una gresca.

En comunicación telefónica con Tu diario, el teniente gobernador de Marabamba, informó que los 15 mil metros cuadrados de terrenos ubicados en el sector de Kotosh, están destinado para una megra obra de agua potable a cargo de la municipalidad de Huánuco. “En el lugar tienen proyectado construir una obra de agua por un monto de 250 millones de soles el cual beneficiará hasta Santa María del Valle y Vichaycoto, pero hoy (ayer) un grupo de personas llegaron y empezaron a lotizar con el cuento de forestar”, dijo la autoridad.

Hasta el lugar, llegaron policías y un representante del Ministerio Público, quienes les explicaron que el invadir un terreno privado es un delito y les recomendó retirarse si no querían ser detenidos.

PEDROZA. El 12 de abril, un promedio de 500 personas entre varones y mujeres llegaron al sector La Pedroza Hatum Rumy, jurisdicción del poblado de La Esperanza con la finalidad de posesionarse ilegalmente de dicho predio. Dejaron estacionados sus vehículos a un costado de la carretera para dirigirse al lugar y comenzar armar sus carpas en el terreno que según la partida electrónica de la SUNARP pertenece a la comunidad campesina de Yurajhuanca.

La invasión de 74 hectáreas de tierras fue alertado por el presidente Yul Zárate López, quien denunció el caso ante la Fiscalía de Prevención del Delito y la policía, quienes llegaron al lugar para exhortar e informarle que estaban cometiendo delito al invadir un terreno privado. En el segundo día al hacer caso omiso a la recomendación, optaron por desalojarlos arrojando gases lacrimógenas.

En la diligencia fueron retenidos Liliana Tarazona Tineo (37), Luz Katherine Chia Tineo (43) y Noé Segundo Bonilla (23), quienes fueron puestos a disposición de la comisaría de Amarilis. Entre tanto, la policía identificó a Rubén Bravo Abal y Rubén Huamán Soto como los presuntos promotores de dicha invasión.

SAN ROQUE. El 2 de marzo del presente año cerca de mil personas entre mujeres, varones y niños pertenecientes a la Asociación Civil Nueva Luz de la Esperanza, luego de varios días de estar posesionados ilegalmente en terrenos del fundo San Roque, en Amarilis fueron desalojados por orden judicial. En las 30 hectáreas tienen proyectado construir el nuevo hospital de EsSalud.

CABRITOPAMPA. El 28 de marzo más de 500 personas intentaron invadir terrenos de la planta de tratamiento de Seda Huánuco, en Cabritopampa. Hasta la fecha, ningún promotor de usurpar terrenos ajenos está preso, solo existen actas redactadas en el lugar de la intervención, es hora que las autoridades pongan mano dura y envíen a la cárcel a los cabecillas.

ALGO MÁS

La pena privativa de libertad será no menor de 5 ni mayor de 12 años e inhabilitación cuando la usurpación es colocando hitos, cercos perimétricos, cercos vivos, demarcaciones para lotizado, instalación de esteras, plásticos u otros materiales.

Leer Anterior

Abren proceso disciplinario a director de Ugel Marañón

Leer Siguiente

Establecimientos de salud deben gestionar categorización este año

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *