Huanuqueños con síndrome de Guillain-Barré se recuperan

Confirmaron que un nuevo caso de un paciente con síndrome de Guillain-Barré es atendido en el Hospital Dos de Mayo (Lima), por lo que ya serían cuatro personas, entre ellos dos huanuqueños, con esta enfermedad que llegaron a nosocomio de Lima. Sin embargo, los médicos, dijeron que  tienen buen pronóstico de recuperación, por lo que no hay necesidad de alarmarse.

El médico epidemiólogo, José Bolarte, explicó a la Agencia Andina que el hospital tenía cuatro casos, pero a uno de ellos (procedente de Huánuco) ya fue dado de alta. Los pacientes que aún permanecen internados son de Huánuco, Cajamarca y Lima.

Bolarte dijo que no se debe crear ninguna alarma porque el número de pacientes atendidos (con edades de 20 a 40 años) está en el rango de las estadísticas habituales. El año pasado atendieron 26 casos y casi todos sin secuelas.

“Los casos que tenemos ahora están evolucionando favorablemente, ninguno es grave”, dijo al explicar que el síndrome no es de ninguna manera contagioso sino autoinmune, aunque su origen todavía es incierto.

El Ministerio de Salud emitió alerta epidemiológica en La Libertad, debido a los ocho casos reportados en esa zona. Estos pacientes fueron hospitalizados entre el 21 de abril y el 1 de mayo en el hospital de Belén, de Trujillo.

ENFERMEDAD. El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad neurológica que está presente en todo el mundo, pero en una proporción baja. Afecta a todas las edades y puede provocar parálisis en piernas y brazos.

Entre sus síntomas están la debilidad muscular, especialmente en los miembros inferiores, así como adormecimiento y calambres debido a que se inflaman los nervios periféricos. En algunos pacientes puede presentarse semanas antes una gastroenterocolitis o infecciones respiratorias altas. Se le asocia también con el Zika.

“Días antes de que estos signos se presenten, se producen adormecimientos o cosquilleos en el 80% de pacientes”, sostuvo el neurólogo Ángel Villavicencio.

De acuerdo con Bolarte, el propio cuerpo del paciente hace la enfermedad por una alteración en la respuesta de sus defensas. No obstante, agregó, cuando tienen rápido tratamiento y se curan, hacen una vida normal. “Solo en algunos casos puede haber una secuela al caminar”.

Se debe tratar a los 28 días de diagnosticado, como máximo. De lo contrario, el tratamiento ya no funciona, según Villavicencio.

ALGO MAS

El Guillain-Barré es una afección que está presente en todo el mundo, aunque en mínima proporción. En estadísticas proporcionadas por el Ministerio de Salud, existen uno a cuatro casos por cada cien mil habitantes.

Leer Anterior

Portocarrero pide reparación de un millón de soles a Jorge Espinoza

Leer Siguiente

Crnl. PNP Juárez Rojas: “El terrorismo siempre estará latente, hay que mantener la alerta”

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *