El Rey y Patrón de Huánuco listo para volver a recorrer las calles

Luego de dos años que permaneció sin la tradicional festividad a causa de la pandemia, el Señor de Burgos saldrá para derramar sus bendiciones

Para la alegría de sus devotos y después de dos años que no salió a causa de la pandemia de la Covid-19, Huánuco se viste de gala para celebrar la festividad de la venerada imagen del Señor de Burgos con la acostumbrada procesión. Saldrá el viernes 28 de octubre de la casa episcopal para recorrer las principales calles de la ciudad de Huánuco y Amarilis derramando sus bendiciones.
El presidente de la Hermandad del Señor de Burgos, Carlos Ramírez, sostuvo que hay bastante expectativa porque el Rey y Patrón de Huánuco volverá a sus habituales recorridos en este mes morado. “Hay hambre de Dios del pueblo católico huanuqueño, solo invoco a la feligresía guardar el orden en la procesión”, invocó.
El 28 a las 6:00 a.m. iniciará el día con un desayuno popular en el frontis de la iglesia Catedral a cargo de la sexta cuadrilla de la Hermandad del Señor de Burgos. A las 6:30 a.m. está previsto el rezó del santo rosario y confesiones y a las 7:00 darán inicio a la solemne misa de fiesta en honor al Rey y Patrón el Señor de Burgos, concelebrada por el vicario general de la Diócesis de Huánuco Monseñor Oswaldo Rodríguez Martínez, para luego de la rendición de honores por las escoltas del Ejército Peruano, Policía Nacional, municipalidades y centros educativos; inicie su recorrido por las principales calles de la ciudad.
Al día siguiente, el 29 a las 6:30 a.m. iniciará con el rezo del santo rosario y confesiones; a las 7:00, será la solemne misa a cargo del padre Oswaldo Rodríguez y el reverendo Gerardo Oviedo de la parroquia de San Pedro, para continuar con el segundo tramo de su recorrido.
El 30 a las 6:30 a.m. iniciará con el rezo del santo rosario y confesiones y a las 7:00, á la solemne misa con el padre Oswaldo y el reverendo Eliseo Infante de la parroquia San Sebastían.
El primer día pernoctará en la iglesia San Pedro, el segundo en la iglesia San Sebastián, pero antes recorrerá las principales calles del distrito de Amarilis y el tercer día retorna a su morada que es la iglesia Catedral.
Como es costumbre, el primer domingo de noviembre la imagen saldrá de procesión, pero sin su anda, alrededor de la plaza de armas con dirección a la casa episcopal, con lo que se dará por concluido las festividades patronales de este año.
Cabe mencionar, que se han programado varias actividades donde los devotos y la población en general, participarán de ello. Así también realizarán las ya acostumbradas alfombras para su recibimiento, a su paso por las calles.
La imagen que sale en procesión es una réplica. La original permanece en el templo desde el año 2016, porque el sol y la lluvia, además de los años, lo estaba deteriorando cada vez más.
Es preciso recordar el origen de la fiesta de esta venerada imagen, pues inició el 28 de octubre de 1746, cuando Huánuco fue afectada por un gran sismo que dejó desolada a la ciudad. La población, desesperada, recurrió al Señor de Burgos para que los ayudara a salir adelante a cambio de que, ellos cada año, le organizaran un culto especial, que terminó por convertirse en la fiesta que es celebrada hasta el día de hoy.
Asimismo, el presidente de la Hermandad menciona que, en estos años de pandemia, la población no ha perdido la fe católica; al contrario, han registrado un importante número de nuevos integrantes, tanto en la rama sahumadoras cómo en la rama juvenil y en la cuadrilla de apoyo.
Actualmente la Hermandad del Señor de Burgos está conformada por un aproximado de 1000 personas, dentro de ellas 10 cuadrillas que cuentan con 60 a 85 integrantes, una rama juvenil con un aproximado de 80, y una cuadrilla de apoyo con 50 nuevos devotos.

Advertisement

ALGO +
El requisito principal para pertenecer a la Hermandad del Señor de Burgos es ser católico bautizado y tener la primera comunión.

Advertisement

Leer Anterior

Preocupación en el Gorehco por baja ejecución presupuestal

Leer Siguiente

Personas están perdiendo interés en vacuna contra la Covid-19