Bosque Montano de Carpish es declarado área de conservación regional

Tras un arduo proceso, el Gobierno Regional Huánuco, con el apoyo de Naturaleza y Cultura Internacional, logró el establecimiento del Área de Conservación Regional (ACR) Bosque Montano de Carpish, con 50 mil 559.21 hectáreas, convirtiéndose en la primera ACR de Huánuco.

Este gran logro es fruto del esfuerzo conjunto del Gobierno Regional Huánuco, Naturaleza y Cultura Internacional, líderes locales y de las poblaciones aledañas al ACR, siendo un anhelo de miles de huanuqueños que han visto la necesidad de conservar parte de la cordillera de Carpish, la misma que es fuertemente amenazada. Cabe resaltar que, durante todo el proceso, se contó con el apoyo de Andes Amazon Fund y el Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos, y la asistencia técnica constante del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP).

El ACR se ubica en las provincias de Huamalíes, Leoncio Prado, Huánuco y Dos de Mayo, del departamento de Huánuco, y tiene por objetivo conservar una muestra representativa de las yungas peruanas y punas húmedas de los Andes Centrales y la biodiversidad asociada a la cordillera de Carpish, garantizando la provisión de servicios ecosistémicos, en beneficio de las poblaciones locales, el uso de los recursos naturales y por su contribución a mitigar los efectos del cambio climático.

Dentro del área, habitan especies de fauna y flora silvestre de gran importancia para la conservación, tales como endémicas, amenazadas y raras. Tal es así que podemos encontrar 876 especies de plantas, de las cuales 78 son endémicas del Perú.

Además, al ser un área de endemismo de aves, se ha logrado registrar 24 especies endémicas tales como el hemispingo de ceja rufa, tangara de flanco pardo, tangara de bufanda amarilla y picaflor inca acollarado.  En mamíferos, se han registrado 33 especies, destacando la presencia del mono choro cola amarilla, oso de anteojos y pava andina, especies amenazadas, de acuerdo a la legislación peruana.

Advertisement

 

Cabe resaltar que, debido a la ubicación de esta ACR, los bosques contribuyen a la regulación hídrica del río Huallaga, de tal forma que se convierte en fuente de agua para la población de Tingo María; pudiendo, en el futuro, establecer mecanismos de retribución por servicios ecosistémicos que contribuyan a la conservación de la cuenca.

Sin embargo, a pesar de la gran importancia que cuenta el área, esta afronta fuertes amenazas, tales como la deforestación por la agricultura y ganadería migratoria, y el tráfico ilegal de madera.

Por ello, el Gobierno Regional Huánuco y Naturaleza y Cultura Internacional han impulsado el establecimiento de esta primera área de conservación regional, a fin de tener una herramienta legal que contribuya a frenar las amenazas para la protección de la diversidad biológica en la zona y se pueda garantizar la continuidad este ecosistema, en beneficio de las poblaciones locales.

Advertisement

Leer Anterior

Gobierno Regional de Huánuco segundo lugar en ejecución presupuestal

Leer Siguiente

Ríos Huallaga, Napo y Marañón se mantienen en alerta roja

RSS
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share
Telegram
Tiktok