Autoridades de Cayna convocan a reunión en pleno día de inmovilización social

En pleno día de inmovilización social obligatoria, pobladores y autoridades encabezado por el subprefecto del distrito de Cayna, en la provincia de Ambo, región Huánuco participaban en una reunión. Algunos de los asistentes no llevaban puesto las mascarillas, tampoco respetaban el metro de distanciamiento para evitar posibles contagios.

Respecto a la reunión en un día donde las personas deben quedarse en casa, fue advertido por el comisario del sector, el Suboficial Técnico de Primera, Emilio López Mitma, quien mientras pasaba lista y recomendaba a su personal, observó que las personas sin mascarillas caminaban con dirección a la Plaza de Armas, por lo que optó por ir y averiguar que estaba pasando.

Luego de preguntar a los presentes, el comisario pudo identificar a los responsables de haber convocado a un encuentro en pleno estado de emergencia sanitaria y los autores serían el subprefecto Juan Rojas Villavicencio, el presidente de la comunidad, Liberato Calero Salcedo y Antonio Ochoa Malpartida, quien a través de la emisora radial denominado “RadioCayna” convocó a la reunión para hablar sobre el mantenimiento del canal de riego.

Luego de explicarles los alcances del Decreeto Legislativo N° 1458 y para evitar sancionarlos por el incumplimiento de las disposiciones emitidas durante la emergencia sanitaria, debido que está prohibido las actividades sociales, recreativas, culturales, religiosas de aglomeración o concurrencia masiva o no masiva en la vía pública o espacios cerrados, los casi 150 pobladores optaron por retirarse a sus casas de manera pacífica.

Algo más

Según el último reporte de la Dirección Regional de Salud Huánuco de los ocho distritos que conforman la provincia de Ambo, Cayna es uno de los dos que no tiene casos de personas contagiadas con SARS-COV-2.

 

Leer Anterior

Victima del coronavirus muere primer agente penitenciario en Huanuco

Leer Siguiente

Trabajadores de Electrocentro entregan víveres a 50 familias pobres